Uso del agua en ganadería

El agua es un elemento indispensable para la vida, dentro del organismo animal cumple una serie de funciones, por lo tanto, es un alimento indispensable para el animal y su manejo dentro del sector ganadero.

El agua tiene diversas funciones dentro de un organismo animal como formar parte de los tejidos, ser un medio de trasporte para los nutrientes y los materiales  de desecho, ayudar a mantener la temperatura corporal, lubricar las articulaciones, ser componente de muchas reacciones químicas básicas, etc.

Es el primer constituyente para el organismo suponiendo entre 75-80% del músculo y sobre el 50-55% del peso vivo de una cerda reproductora. Los cerdos beben entre 2,5 y 3 veces el consumo de pienso.

Es por tanto, un factor muy importante que el agua de bebida suministrada los animales sea potable, de calidad y cantidad suficientes para que el rendimiento de la explotación sea óptimo.

El agua que llega a las explotaciones  puede ser potable en origen, pero no serlo cuando llega al punto de bebida del animal. En el medio cálido y húmedo de la explotación se produce una fuerte contaminación bacteriana de los depósitos, los bebederos y las conducciones (biofilm).

Biofilm

La naturaleza de las aguas cada vez presenta una mayor contaminación bacteriológica, un pH más elevado y una mayor cantidad de elementos químicos. Todo esto, unido a los tratamientos posteriores en las naves (medicaciones, cloraciones, etc.) hace que se forme una capa llamada biofilm. El biofilm es un ecosisterma microbiano organizado, conformado por uno o varios microorganismos asociados a una superficie viva o inerte formando una masa gelatinosa que puede crear un recubrimiento de las conducciones que sirve como reservorio para los microorganismos. Esta masa gelatinosa puede llegar a obstruir totalmente las  conducciones del agua.

La formación del biofilm se ve favorecida por:

  • Medicaciones con elevado nivel de azúcares
  • Deficiente aplicación de métodos de higienización
  • Dureza, temperatura, materia orgánica
  • Algunos ácidos orgánicos
  • Desequilibrio de la flora al añadir tratamientos antibióticos y algunos de sus excipientes
  • Etc

Todo esto afecta a la eficacia de la desinfección y medicación del agua. ¿Cómo lo podemos controlar?


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015