Interés de la introducción del guisante en las dietas de cebo de rumiantes

Hay un creciente interés académico y político por la búsqueda de fuentes proteicas locales para la alimentación animal. Se han valorado diversas alternativas, destacando las leguminosas grano por su interés agronómico, al ser capaces de fijar nitrógeno atmosférico y mejorar la fertilidad del suelo para futuros cultivos, además de por su valor nutritivo.
Blanco, M. Joy, A. Bernués, I. Casasús. CITA-Aragón. Villalba. Universidad de Lérida.

La producción de carne de rumiantes es un sector de gran importancia en España: el vacuno de carne y ovino contribuyen en un 16% y 6%, respectivamente, a la Producción Final Ganadera nacional, por detrás del porcino (36%) y el vacuno de leche (17%) (Marm, 2014). Según un estudio del sector español de cebo de terneros (Marm, 2011), España contaba en 2011 con un total de 24.566 cebaderos y 1.025.049 cabezas, con censos concentrados en Cataluña (27%), Castilla-León (18%) y Aragón (17%).

En ellos se practica el cebo intensivo, con dietas basadas en un alto consumo de concentrados. También es frecuente el cebo intensivo de los corderos, particularmente en las áreas especializadas en producir corderos ligeros. En ellas, tras un destete temprano, los corderos se finalizan a base de pienso y paja (Joy et al., 2014), ya sea en la propia explotación de origen o en cebaderos.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015