Gestión integrada de plagas en cítricos, una oportunidad para seguir haciendo bien las cosas

Históricamente, el cultivo de los cítricos en España ha superado algunos de los grandes problemas fitosanitarios que le han afectado, por medio de soluciones biológicas o tecnológicas, que son ejemplo del buen hacer de la investigación, la experimentación y el desarrollo en ese ámbito. Los agricultores de cítricos manejan un cultivo que tiene muy arraigado el uso de herramientas alternativas a los productos químicos, aunque todavía queda mucho por hacer.
Alfonso Lucas Espadas. Servicio de Sanidad Vegetal. Murcia.

La obligatoriedad a partir del 1 de enero de 2014, de aplicar normas de Gestión Integrada de Plagas (GIP) en todos los cultivos de la UE, viene a facilitar y mejorar la visualización social del buen manejo del cultivo que los agricultores españoles ya venían haciendo desde hace tiempo. Es por tanto una oportunidad para seguir haciendo bien las cosas y mejorar lo posible en aquéllas que aún hay margen o que en base a las nuevas tecnologías y desarrollos, se puedan poner a punto.

Sin embargo, deben tomarse en cuenta los aspectos económicos del asunto y valorar si la aplicación generalizada de estas alternativas representa una pérdida en los beneficios del productor o, por el contrario, un incremento en ellos, ya que si no es así, lo que podría representar es la desaparición de un cierto tipo de agricultor, para el que sería muy complicado asumir y superar el proceso.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015