Antracnosis, una nueva enfermedad que amenaza el cultivo del almendro

El manejo de las enfermedades será una de las claves de futuro para poder alcanzar el máximo potencial productivo de las nuevas variedades y poder asegurar la viabilidad económica de las nuevas plantaciones de almendro (Torguet et al., 2016 y 2017). La antracnosis seguramente será una de estas enfermedades clave, ya que puede tener un gran impacto económico al provocar una gran pérdida de producción en muy pocos años. Además, cuando la enfermedad no se identifica a tiempo, se puede llegar al extremo de tener que arrancar el árbol o reinjertar la variedad.
L. Torguet, G. Martínez, R. Girabet, L. Zazurca, M. Maldonado y X. Miarnau. IRTA-Programa de Fruticultura. Parque Científico y Tecnológico de Gardeny-Edificio Fruitcentre. Lleida.

El cultivo del almendro está en un importante proceso de reno­va­ción, con un elevado incremento de la superficie plantada, princi­pal­mente en regadío, y con una impor­tan­te expansión a nuevas zonas agrícolas de España, que lleva a realizar plan­tacio­nes de almendro en lugares hasta ahora impensables.

Las nuevas plantaciones presentan nuevos materiales vegetales (nuevas variedades y portainjertos) y una elevada intensificación (marcos más estrechos, nuevos sistemas de formación y podas mínimas). No obstante, con la intensificación del cultivo y la plantación en nuevas zonas surgen nuevos desafíos, como la aparición de nuevas enfermedades, que hasta ahora o no se conocían o no se habían descrito en el cultivo del almendro en Es­paña.

Estas enfermedades, junto a las que ya existían y que también están au­mentando su presión, conforman un nue­vo reto a superar. Además, este hecho se agudiza al existir pocas materias activas registradas para el cultivo del almendro en España (MAPA, 2019).

Las distintas enfermedades que afectan al almendro están causadas por diversos patógenos, pero principalmente son hongos y bacterias.

Las enfermedades fúngicas en general son las más importantes en los frutales de hueso y en los frutos secos, pudiendo afectar a diversas partes del árbol, tanto aéreas como de cuello y raíz.

Se han descrito numerosas enfermedades que pueden afectar a distintas especies cultivadas de Prunus, como el cribado, la lepra, la roya, la mancha ocre, el chancro de la madera y la monilinia, enfermedades descritas abundantemente en el cultivo del almendro, con más o menos importancia dependiendo de cada una de ellas y de la zona agroclimática.

No obstante, en estos momentos una de las en­fermedades más recientes y más virulentas producidas por un hongo es sin duda la antracnosis. Esta enfermedad ha sido descrita tanto en frutales de hueso como en el almendro (Arroyo et al., 2016).

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018