“Solo conociendo la prevalencia de la ERB a la que nos enfrentamos, podremos actuar en consecuencia”

Zoetis ha presentado recientemente los resultados de un estudio de campo llevado a cabo en explotaciones de España sobre la prevalencia de la Enfermedad Respiratoria Bovina (ERB) en la producción de vacuno de carne y leche, que ha implicado a más de 100 explotaciones con un censo total anual de más de 300.000 animales.

 

César Marcos. Redacción MG
¿Cuál es el objetivo de Zoetis con este estudio?

El objetivo ha sido el dar a conocer cuáles son los principales agentes involucrados en la ERB a nivel nacional, para poder optimizar la planificación de los programas sanitarios y vacunales, adaptándolos al estatus sanitario de las granjas.

De esta manera, queremos informar adecuadamente al productor y al profesional veterinario, ya que la ERB es un síndrome causado por patógenos víricos o bacterianos que actúan de forma aislada o en combinación, interviniendo más de cuatro patógenos. Resulta fundamental proteger y prevenir de forma integral frente a los patógenos que con mayor frecuencia se presentan en las explotaciones.

¿Cuáles son las características generales del estudio de campo que habéis llevado a cabo en vacuno de leche sobre la ERB?

Se muestrearon 50 explotaciones teniendo en cuenta las zonas de mayor censo (Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Cataluña), así como también la zona sur y Levante, para reflejar la situación peninsular. El censo total de las explotaciones muestreadas fue de 33.250 novillas (ó 16.600 novillas menores de 1 año).

¿Qué tipo de muestras se recogieron y de qué animales se obtuvieron?

Se recogió suero para medir la seroprevalencia de los patógenos mediante test ELISA, frente a los cuatro virus principales presentes en la ERB (virus de Rinotraqueítis Infecciosa Bovina (IBR)), Diarrea Vírica Bovina (BVD), Respiratorio Sincitial Bovino (RSV) y Virus de la Parainfluenza 3 (Pi3) y Mycoplasma bovis en animales que han sido sometidos a estrés, por reagrupamiento o transporte, y por ese motivo se consideran con riesgo de sufrir ERB; y torundas nasofaríngeas profundas y aspirados intratraqueales en animales individuales con sintomatología clínica respiratoria, dirigidas en este caso a la detección de los agentes bacterianos implicados en la ERB.

Pie de foto: De izda. a dcha.: Nacho Peón, Alfredo Suárez-Inclán, Eugenia Peralta y José María San Miguel.

Para leer el artículo completo pincha en el link de más abajo


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018