Situación fitosanitaria y gestión de los principales problemas en maíz

Por sus características agronómicas de cultivo es un tipo de producción tecnológicamente avanzada, con innovación continua en variedades, abonado y lucha fitosanitaria, incluido el seguimiento por satélite. Sus producciones están de acuerdo con esta tecnología y son elevadas por lo que se deben controlar minuciosamente todos los inputs productivos, siendo la mitigación de las pérdidas debidas a los problemas fitosanitarios un objetivo prioritario. Por ello hemos revisado los principales problemas fitosanitarios del cultivo, proponiendo algunos consejos que deseamos sean de utilidad.
Jaume Almacellas Gort. Servicio de Sanidad Vegetal. DARP. Generalitat de Cataluña.

La producción española de maíz no es autosuficiente. Cada año se necesitan importar cantidades in­gentes de este cereal para aten­der el suministro principalmente para la ganadería. España es, con gran di­fe­rencia, el mayor importador de maíz de la Unión Europea.

La producción media de maíz española en estos últimos años es de 3,5 millones de toneladas, con un techo que no suele superar los 5 Mt. Las necesidades de demanda interna fluctúan alrededor de los 11 Mt, lo cual muestra un déficit estructural de, al me­nos, 6 Mt, normalmente bastante más, que se debe cubrir mediante importaciones desde otros países productores. Las importaciones se atienden en su mayor parte desde países extracomunitarios, principalmente de Ucrania, o bien de países de la UE como Francia, Bulgaria o Rumanía.

Esta situación nos induce a pensar que las producciones españolas son estratégicas, dado que las dependencias externas están a merced de coyunturas productivas y políticas que no se pueden con­trolar. De ahí que consideremos la producción de maíz completamente trascendente y a la que deberían atender adecuadamente todos los actores, incluidas las administraciones públicas, para obtener la máxima eficiencia de los recursos.

En la producción de maíz española se de­ben conocer las particularidades de cada zona productora, que son diversas como su geografía. Las principales comunidades autónomas productoras de maíz de estos últimos años son, en orden de producción decreciente y según datos del MAPA de 2017, las siguientes: Aragón (27,8%), Castilla y León (24,8%), Ex­tre­ma­dura (16,1%), Cataluña (9,6%), Cas­ti­lla-La Mancha (7,1%) y Andalucía (5,1%).

Aunque el cultivo tiene una base tecnológica potente que provoca una homogeneización del manejo, existen diferencias fitosanitarias importantes entre zonas, hecho que recomendamos se tenga en cuenta ante las descripciones de cada uno de los problemas que a continuación abordamos.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018