La importancia del periodo seco: secado selectivo

Luis M. Jiménez Galán. Servet Talavera SL.
El periodo seco es una parte fundamental dentro del ciclo productivo de las vacas lecheras, es necesario que la ubre descanse durante un periodo mínimo de 42 días, aunque el periodo estándar se considera de dos meses.

En esta fase se debe producir una reabsorción de toda la secreción láctea acumulada en la ubre, así como una apoptosis o muerte celular programada de las células epiteliales productoras de leche con el objetivo de aprovechar el máximo potencial productivo de la vaca en la siguiente lactación. A este periodo se le denomina fase de involución activa. Se trata de que la ubre involuciona al máximo (involución estable) para posteriormente, en la fase de calostrogénesis las células epiteliales se hipertrofien con el fin de producir leche.

Normalmente, la vaca sufre cierto estrés cuando se está secando, y es que existe un cambio de dieta, lo cual la vaca relaciona con hambre y es lo que más estrés le supone. Por otro lado, también se produce un cambio de lote con el consiguiente acostumbramiento a un nuevo lugar y a unas compañeras nuevas. Además, con la interrupción del ordeño, existe cierta presión intramamaria que la puede provocar dolor.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018