Estrategias para mejorar la eficiencia del fertirriego en horticultura intensiva

Una de las tendencias tecnológicas para mejorar la eficiencia de uso del agua y los nutrientes es el empleo de sensores de humedad de suelo para activar automáticamente el riego. Los objetivos de los trabajos desarrollados desde el centro Ifapa La Mojonera en esta línea se centran en estudiar el efecto del potencial matricial de suelo sobre parámetros relacionados con la productividad y la eficiencia en el uso del agua y de los nutrientes.
J.I. Contreras, G. Cánovas, F. Alonso, R. Baeza. Servicio de Asesoramiento al Regante. IFAPA Centro La Mojonera.

La disponibilidad de agua se ha convertido en un factor limitante para la horticultura intensiva desarrollada en el litoral Medite­rrá­neo. El constante crecimiento de la superficie ha derivado en situaciones de déficit hídrico en las principales zonas de producción, produciéndose la sobreexplotación de los recursos tradicionales, normalmente aguas subterráneas.

La sobreexplotación ha generado además un deterioro de la calidad del agua en algunas zonas. Las soluciones aplicadas a esta problemática han sido: búsqueda de fuentes alternativas de agua, principalmente desaladas y residuales urbanas re­ge­neradas; mejora de la eficiencia en el almacenamiento y transporte del agua y mejora de la eficiencia en el uso del agua.

Los avances alcanzados en este último aspecto han hecho que la horticultura intensiva bajo invernadero sea un referente en el uso del agua: la práctica totalidad de la superficie usa riego localizado de alta frecuencia, los sistemas de manejo del suelo: enarenado, cultivos en substrato, etc., minimizan la evaporación directa des­de el suelo y la transpiración de los cultivos se reduce al disminuir la demanda evaporativa dentro de los invernaderos.

Además los ciclos de cultivo invernales, mayoritarios en las principales zonas productoras, reducen significativamente el consumo de agua frente a los estivales. Sin embargo, el margen de mejora es aún muy elevado, puesto que los drenajes practicados tanto en cultivos en suelo como en substrato, generan pérdidas de eficiencia en el uso del agua y los nu­trientes que pueden ser superiores al 20%. Hoy día es posible maximizar esta eficiencia implementando tecnologías de control y gestión del fertirriego.

Una de las tendencias tecnológicas para mejorar la eficiencia de uso del agua y los nutrientes es el empleo de sensores de humedad de suelo para activar automáticamente el riego. Los objetivos de los trabajos desarrollados desde el centro Ifapa La Mo­jo­nera en esta línea se centran en estudiar el efecto del potencial matricial de suelo sobre la bio-productividad, la eficiencia de uso del agua, definida como la producción obtenida por volumen de agua empleado (EUA) y la eficiencia de uso de los nutrientes, definida como la producción obtenida por cantidad de nutriente aplicado en fertirrigación.

Se han desarrollado varios experimentos en cultivos de calabacín y pimiento. Los ensayos se han realizado en un invernadero tipo “parral” con suelo enarenado y fertirrigación. El sistema de riego instalado fue localizado con dos emisores m-2 autocompensantes y antidrenantes de 3 l h-1.

Se instalaron cuatro tensiómetros electrónicos en cada tratamiento de fertirrigación, seleccionándose uno de ellos como referencia para la activación del riego (Sistema Red Himar­can). Se posicionaron equidistantes con respecto a la planta y el emisor de riego, situando el extremo inferior de la cerámica porosa del tensiómetro a 15 cm de profundidad.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018