¿Es el fin de la era de los antibióticos?

José Luis Pérez Gil. Veterinario
Desde el descubrimiento de la penicilina, en el año 1928, hasta hoy, ha transcurrido casi un siglo. En este tiempo la humanidad se ha beneficiado de este hallazgo y ha ido aumentando el denominado “arsenal terapéutico” con sucesivas familias de antibióticos de diferente espectro y estructura química.

Esto ha permitido salvar numerosas vidas y controlar enfermedades que antes de disponer de antibióticos eran una sentencia de muerte. Una vez habituados a disponer de antibióticos tuvo lugar lo que en muchas ocasiones sucede con instrumentos y sustancias a disposición del ser humano, el mal uso y el abuso. Se aplicaron indiscriminadamente, incluso a procesos que no eran bacterianos, se emplearon sin realizar antibiogramas previos, utilizando antibióticos de amplio espectro en casos en que habría que haber recurrido a otros más específicos, y se utilizaron como instrumento “preventivo” o como “promotores del crecimiento”, en ganadería.

Un gran despropósito en su conjunto que llevó a una situación paradójica, pues convirtió a los antibióticos en inservibles en determinados casos. Las bacterias merced a una rápida evolución genética propiciada por su rápido tiempo de generación, se adaptaron a una gran cantidad de antibióticos, resultando estos cada vez menos eficaces para su contención.

Para leer el artículo completo pincha en el link de más abajo.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018