El mercado español de manzana y pera sigue arrastrando el lastre del veto ruso

La campaña 2016/17 es ya la tercera sin el mercado ruso y, aunque directamente la afectación del cierre de las fronteras de este país no influía a España, sí lo ha hecho de manera indirecta, debido a la saturación del mercado europeo (principalmente en manzana) por parte de los países que realmente tenían en este mercado sus principales ventas, como es el caso de Polonia en manzana y Bélgica y Holanda en pera, entre otros. En este artículo se analiza en profundidad la situación de la producción y comercialización de la fruta de pepita a nivel global.
Sara Ruíz Chacón1 e Ignasi Iglesias Castellarnau2. 1 AFRUCAT (Associació Empresarial de Fruita de Catalunya). 2 IRTA (Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries).

En un año en el que la previsión eu­ropea de cosecha, en el caso de la manzana, se situaba como la tercera más elevada de la última década, el mercado se ha visto inundado de producto, predominantemente de calibre mediano-pequeño y de calidad normal, dependiendo siempre de las partidas y del país de origen. Esta situación se ha visto reflejada a nivel de exportaciones, de manera que la mayoría de países han disminuido los volúmenes de ventas al exterior, respecto el año anterior.

La pera ha vivido una situación relativamente diferente, a pesar de la continuidad del veto ruso y de existir una producción normal, las cotizaciones empezaron en niveles bajos y con una situación de mercado de apatía, pero a partir de enero los precios aumentaron y se mantuvieron estables el resto de la campaña.

La primera evaluación de existencias de manzanas de la campaña 2016/17 de los principales países productores europeos indicaba volúmenes de existencias por debajo de la campaña 2015/16 (-7,6%). Cabe recordar que la campaña 2015/16 se caracterizó por ser la segunda cosecha más elevada de los últimos diez años.

La cosecha de manzana de la campaña 2016/17 fue la tercera más elevada de la última década. Sin embargo, las intensas y amplias heladas ocurridas en las principales zonas europeas de producción a lo largo del mes de abril de 2017, en particular Polonia, provocaron una caída histórica de la producción en toda la Unión Europea, con menos del 25% de producción con respecto a la me­dia del período 2014-2016.

Tal y como se ha comentado anteriormente, la prórroga del cierre del mercado ruso sigue siendo un problema que afecta a la mayor parte de los países productores, ya sea directa o indirectamente. Recodar también que en el año 2013, an­tes del veto, se exportaron desde la UE ha­cia el mercado ruso 790.500 t de manzana, 193.000 t de pera y 167.000 t de melocotón (76.000 t procedentes de Es­pa­ña).


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018