Efecto del riego en la producción de aceite en sistemas superintensivos de Arbequina

La superficie con riego completo o de soporte cubre una gran parte del olivar español. Una cuestión fundamental en los sistemas de cultivo superintensivos se relaciona con los niveles de estrés hídrico tolerables y en definir los periodos donde es más eficiente aplicar una restricción del riego, tanto para promover un ahorro efectivo de agua como para optimizar la producción de aceite, particularmente en sistemas intensivos que son más sensibles a la reducción del suministro de agua. El volumen del dosel foliar, el vigor de las plantas y el estado de madurez en recolección, junto con el estrés en época temprana condicionan el rendimiento y explican una fracción sustancial del efecto localidad y año.
M. Pascual1, A. Benito2, A. Arbonés3, B. Sastre2, C. de Lorenzo2, J.Mª Villar1, Mª Á. Pérez2, L.J. Bonet4, S. Paz4, Á. Santos5, J. Rufat3. 1Universitat de Lleida (UDL). 2IMIDRA. 3IRTA de Lleida. 4IVIA. 5INTIA.

La superficie con riego completo o de soporte cubre hoy más de me­dio millón de hectáreas, el 23% del olivar español, contribuyendo significativamente al incremento de la producción de aceite y la sostenibilidad del olivar en zonas semiáridas.

Una cuestión agronómica fundamental en la gestión de estos sistemas de cultivo se relaciona con los niveles de estrés hídricos tolerables, tanto para promover un ahorro efectivo de agua como para optimizar el rendimiento de aceite. Ello es particularmente importante en los sistemas intensivos y superintensivos, más sensibles a la reducción del suministro de agua.

La gestión del agua de riego en condiciones de suministro de agua limitante, y en términos de manejo del olivar, se concreta en las estrategias de riego deficitario, que han demostrado su viabilidad para mejorar el rendimiento en zonas áridas y semiáridas (Palese et al. 2010; Gómez-del-Campo et al. 2014).

El riego deficitario es una técnica que se aplica desde hace años en diversos cultivos leñosos, incluido el olivar (Patumi et al. 2002, Iniesta et al. 2009, Fernandes Silva et al. 2013, Rufat et al. 2014, Gucci et al. 2019). En términos generales, el riego deficitario controlado (RDC) consiste en la reducción del aporte de agua en un período fenológico concreto, manteniendo el resto del ciclo el riego teóricamente óptimo. Esta estrategia permite reducir el aporte total de agua, tratando de minimizar su efecto sobre la producción y calidad del aceite (Gucci et al. 2019) e incrementando la eficiencia en el uso del agua (Moriana et al. 2003, Fernández 2014).

Como resultados, es claro que el riego modula el grado de estrés hídrico soportado por las plantaciones y, a la vez, afecta a la maduración de las aceitunas, así como al rendimiento graso y a la calidad del aceite. No obstante, la respuesta global del RDC es variable, interviniendo numerosos factores de índole ambiental, varietal o del propio sistema de cultivo, que se expresan de manera variada y compleja (Connor y Fe­re­res, 2005; Díaz de la Guardia et al., 2017; Pe­reira et al., 2002; Rallo et al., 2018; Santos, 2018).

El objeto de este trabajo es comparar los efectos de un riego completo (R100) con un riego deficitario controlado (RDC­40) sobre algunos parámetros agronómicos del cv. Arbequina en sistema su­per­in­tensivo, en cuatro localidades de Es­paña du­rante dos campañas.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018