Resultados de los ensayos de cultivares de brócoli en la campaña 2017

Desde hace muchos años se realizan ensayos de cultivares de brassicas, en el Instituto de Investigaciones Agrarias Finca La Orden Valdesequera, del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex). El objetivo es conocer el comportamiento que los distintos cultivares de brócoli, tanto clásicos como novedades, presentan en nuestras condiciones. En este artículo se ofrece la información obtenida para la campaña de 2017 de los trabajos de brócoli.
José Ángel González García1, M. Concepción Ayuso Yuste2. 1 Dpto. Hortofruticultura. Instituto de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX). Junta de Extremadura. Badajoz. 2 Dpto. Ingeniería del Medio Agronómico y Forestal. Escuela de Ingenierías Agrarias. Universidad de Extremadura. Instituto Universitario de Investigación de Recursos Agrarios (INURA). Badajoz.

La horticultura en Extremadura es un sector de gran importancia dentro de la producción agrícola, debido a un conjunto de circunstancias. Por un lado presenta buenas ca­rac­terísticas climáticas para algunos cultivos y hay alta disponibilidad de suelo y agua de buena calidad. También hay im­plan­tadas en nuestra región, desde hace muchos años, industrias agroalimen­ta­rias que transforman los productos, además de centrales hortofrutícolas de procesado de frutas y hortalizas en fresco. Dentro de las hortícolas, el cultivo más destacado es el tomate para industria y también son relevantes los cultivos de bulbos y tubérculos, el melón, el espárrago y las brassicas.

Las brassicas presentan una amplia diversidad y dentro ellas la que más se ha desarrollado es el brócoli, que es un cultivo completamente consolidado en nuestra región, y ha crecido de manera importante durante los últimos diez años, pasando de unas 1.500 ha, a una superficie aproximada de 5.000 ha en la actualidad, si bien son datos estimados, ya que las estadísticas oficiales indican para el año 2016 una superficie de 2.183 ha y una producción de 30.189 t (Mapama, 2017).

El incremento en las producciones hay que atribuirlo a un conjunto de razones diversas, se trata de una hortaliza considerada superalimento, es decir, con una composición que hace que su consumo resulte muy saludable, por lo que su demanda ha aumentado enormemente y se obtienen buenos precios.

Por otra parte, los agricultores a veces lo emplean entre dos cosechas como segundo cultivo, in­crementando la intensificación de sus tierras, además es un cultivo que requiere mucha mano de obra, por lo que resulta interesante para proporcionar jornales en épocas de poco trabajo en campo.

En Ex­tremadura se realiza principalmente cultivo de otoño para su transformación industrial como congelado y deshidratado, aunque en los últimos años se ha in­crementado notablemente la superficie de su cultivo en pri­mavera, fundamental­men­te en las Ve­gas Altas del Guadiana.

En la actualidad, las empresas comercializadoras de fruta fresca demuestran interés por cultivos hortícolas que se produzcan fuera de las fechas de los frutales para ampliar la utilización de sus instalaciones de frío, por lo que puede ser muy interesante. Finalmente hay que señalar que la es­ca­sez de agua de regiones tradicionalmente productoras de brócoli como Mur­cia, ha supuesto en los últimos años una ayuda al desarrollo de este cultivo en Ex­tre­madura.

En este artículo se ofrecen los resultados obtenidos en la campaña de 2017, en la que se ensayaron 24 cultivares de brócoli, con el objetivo de evaluarlos según sus rendimientos agronómicos, duración de sus ciclos y calidad de las pellas, y así ofrecer esta información al sector.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018