Consecuencias de la liberalización del sector lácteo europeo

Ramón Artime. Presidente de la Interprofesional Láctea InLac
El 1 de abril del año 2015 se liberalizó el sector lácteo en toda Europa, tras más de tres décadas de cuotas lácteas. Se abrió un nuevo entorno, donde cada país puede producir sin más limitaciones que las del propio mercado. Una oportunidad para un país deficitario en leche, pero realmente los efectos inmediatos de esta liberalización están siendo un desequilibrio en los volúmenes de producción y tensiones a la baja en los precios de la leche.

Además, a este proceso de liberalización hay que añadirle otros elementos que han entrado en escena como son la desaceleración de la economía china, dando lugar a una menor demanda de la esperada en productos lácteos; y el veto ruso sobre productos de la Unión Europea. Por el lado de la oferta, la producción de leche en la Unión Europea crece de manera constante, puesto que se efectuaron inversiones ante perspectivas positivas del mercado global a medio plazo. En España hay que añadir un descenso continuado del consumo de leche y productos lácteos, que viene produciéndose a lo largo de los últimos años.

Esta situación no se ha resuelto a día de hoy y los expertos no terminan de ponerse de acuerdo en las previsiones para los próximos años.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015