Los sectores de uva de mesa y porcino, expectantes ante la visita a España del presidente chino

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente chino, Xi Jinping, presidirán mañana la firma de varios acuerdos bilaterales, entre ellos dos que facilitarán la exportación al país asiático de carne porcina y uva de mesa.

Xi Jinping, que ha llegado hoy a Madrid, iniciará mañana los actos oficiales de una visita que es la primera de Estado que realiza a España y la primera en 13 años de un presidente chino. Xi se reunirá en el Palacio de la Moncloa con el presidente del Gobierno, y además de una declaración conjunta que reforzará la relación estratégica entre los dos países, ambos presidirán la firma de una serie de acuerdos, convenios y memorandos.

Entre ellos se encuentran dos protocolos agrícolas, uno relacionado con la uva de mesa y otro sobre la carne porcina. El primero fija los requisitos fitosanitarios para la exportación de uva de mesa de España a China, y el Gobierno recalca que supone “de facto” la apertura del mercado de este país a este producto.

Respecto al protocolo de la carne de porcina, regula también los requisitos sanitarios para ampliar los productos cárnicos de porcino que se pueden exportar al país asiático. El Gobierno explica que este texto incluye carne congelada y despojos, que aunque ya se exportaban no tenían una cobertura legal; carne fresca y productos curados como el jamón con hueso, la paleta, el lomo, el salchichón y el chorizo.

Exportadores de uva de mesa ven un “gran potencial”

La apertura del mercado chino a la uva de mesa española puede contribuir “significativamente” a la diversificación para el sector y supone un gran potencial, según ha señalado a Efeagro el director  de la patronal de los productores exportadores Fepex, José María Pozancos.

Para la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas, la uva de mesa tiene un valor estratégico para España y, de momento, concentraba sus exportaciones en la Unión Europea.

El valor unitario de exportación -que “duplica” la media del resto de frutas– o el incremento de la exportación de la variedad sin pepita son algunos de los argumentos que, según Pozancos, hacen que el mercado chino sea interesante para los productores.

Según ha destacado, la uva de mesa es un producto que “viaja bien” y con la apertura del mercado chino se avanza en uno de los retos del sector, que es reducir la dependencia del mercado comunitario para las frutas españolas.

Según los datos de Fepex, España exportó en 2017 un total de 143.552 toneladas de uva de mesa; este año, con datos hasta septiembre, se han alcanzado ya las 98.623 toneladas.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018