La Presidencia austríaca quiere cerrar hoy las negociaciones sobre la propuesta de directiva de prácticas desleales en la cadena alimentaria

La Unión Europea quiere ultimar hoy su nueva normativa contra prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro de alimentos, una directiva que, según la Presidencia austríaca del Consejo, incentivará la producción de calidad y mejorará el nivel de vida de los agricultores.

La directiva, que han abordado hoy los ministros comunitarios de Agricultura en su última reunión del año en Bruselas, encara sus últimas negociaciones de “trílogo” (Comisión, Consejo y Eurocámara) este miércoles, a falta de que el Parlamento confirme su participación.

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, expresó su deseo de que esta semana se pueda “dar carpetazo” a este expediente de prácticas comerciales desleales, que bajo la propuesta actual protege a un 97,5 % de las pymes, al 25 % de la producción total.

Según la Presidencia austríaca, los Estados miembros no creen que el alcance de la directiva deba extenderse a grandes empresas, ya que su objetivo es proteger a explotaciones pequeñas y familiares.

“Por eso consideramos que esto es particularmente importante. Hogan nos ha dejado claro que el tiempo apremia, y que si no resolvemos esto y se lo pasamos a la Presidencia rumana va a ser dificilísimo, por no decir imposible, tener nada finalizado antes de próximas elecciones al Parlamento“, advirtió.

La propuesta de la Comisión sobre las prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria, presentada el pasado mes de abril, busca atacar los desequilibrios entre los pequeños agricultores y las entidades que compran sus productos, por las grandes diferencias en su poder de negociación.

Algunos Estados miembros ya tienen en vigor legislación sobre este asunto, pero la propuesta de Bruselas quiere armonizar la normativa a escala europea con un nivel estándar de protección en todos los países.

No obstante, y según subrayó recientemente Paolo De Castro, vicepresidente de la Comagri y ponente principal del informe de la Eurocámara, el atasco en la negociación se ha producido, como se prevía, en los trílogos, ante el desacuerdo sobre la aplicación de esta directiva a todas las empresas tal y como reclama el Parlamento Europeo y no solo a aquellas que facturen menos de 50 millones de euros.

Al respecto, AgroNegocios celebró el pasado 19 de septiembre un Think Tank que se centró precisamente en el  tema de las prácticas fraudulentas en la cadena agroalimentaria. Para ello contó con la participación de nuestro director, Jaime Lamo de Espinosa, catedrático Emérito Universidad Politécnica de Madrid, que introdujo al resto de invitados y realizó las labores de moderación. Le acompañaron: Paolo De Castro, vicepresidente de la Comagri del PE y ponente de la Directiva sobre Prácticas Comerciales Desleales; Tomás Pascual, presidente de Calidad Pascual y presidente de la Federación de la Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB); Agustín Herrero, director de Cooperativas Agro-Alimentarias de España; Montse Cortiñas, vicesecretaria general de la organización agraria UPA; José Manuel Silva, ex director general de la DG Agricultura de la CE; José María Sumpsi, catedrático de Economía Agraria en la Universidad Politécnica de Madrid y Juan Francisco Marijuan Santamaría, responsable de Negocio Agroalimentario en Madrid de Banco Santander.

Este primer Think Tank de AgroNegocios, que tuvo lugar en un espacio Work Café Santander, en Madrid, fue grabado en su totalidad:

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018