Seminario ICEX sobre vino y comercio internacional: aunar esfuerzos en promoción

ICEX España Exportación e Inversiones, en colaboración con  la Federación Española del Vino (FEV) y el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), ha celebrado hoy un seminario que, bajo el patrocinio de AgroBank y con el título «Posicionamiento del vino español en los mercados internacionales»,  ha tenido lugar en la sede del ICEX en Madrid, aunque el mismo ha podido ser seguido a través de señal vídeo en toda España.

En la inauguración de este seminario intervinieron el director general de Internacionalización de Empresa de ICEX, Javier Sierra; el presidente de la OeMv y director general de la FEV, José Luis Benitez, y el director de Negocio de AgroBank, Carlos Seara, que dejaron paso a una interesante ponencia sobre el vino español en los mercados internacionales  cargo del director general de la OeMv, Rafael del Rey.

En el resumen de su intervención Del Rey apuntó que los mercados internacionales del vino van razonablemente bien, pero que están muy influidos por las fluctuantes cosechas, con una demanda mundial estable y valores al alza. Asimismo, se aprecian cambios importantes entre los mercados y cambios por tipos de productos y envases, con una importancia mayor en este punto de la distribución, que está cambiando día a día.

En cuanto al mercado español en concreto, el director general del Observatorio del Vino aprecia la necesidad de encontrar un equilibrio entre la producción y comercialización, en el que se detectan problemas en la venta de envasados, principalmente en los vinos con DOP tintos, y que el sector se encuentra en plena revolución comercial, contando con más equipos, la creación de redes  e inversiones directas.

En definitiva, el sector español es muy competitivo en «entrada de gama» pero todavía flojea  en ventas en el sector premium, con un precio medio-bajo.

A cerca del mercado estadounidense, objeto de análisis posterior en la jornada, Rafael del Rey apuntó que es un mercado global muy estable para los vinos importados, con una primacia que mantienen los vinos franceses e italianos y grandes vaivanes entre los demás países productores, entre ellos España, que mantiene su cuota (5-6% del total importado por EE.UU. en términos  de valor y volumen).

Los precios medios de los vinos en este país son relativamente elevados, con unas bases que son marcadas por los productos de Chile y Australia.

Por su parte, la subdirectora general de Promoción Alimentaria del MAPA, Cristina Clemente, destacó como apoyo institucional a la internacionalización de nuestro sector vitivinícola, la línea de promoción anual con una ficha financiera de 50 millones de euros aportados por la UE y fiscalizados por España.

En este sentido, de 2009 a 2018, esta ayuda financió 5.800 programas presentados por el sector español por un valor de 340 M€; en 2019, 935 programas por valor de 47,2 M€, y está previsto que en 2020 alcance a 1.047 programas por un valor de 49,98 M€.

Para Clemente una de las grandes ventajas de esta línea de financiación de la promoción del sector es que en esta se pueden explicitar las propias marcas (lo que no pasa en otros sectores alimentarios) y, en cuanto a los destinos de interés, ganan Estados Unidos, los mercados asiáticos y Canadá.

En el debate posterior, la subdirectora general apeló al sector a construir todos juntos un relato de los «vinos sostenibles» con el fin de poder mantener el tipo en los mercados internacionales.

María Naranjo, directora de Alimentos, Vinos y Gastronomía del ICEX, subrayó en su intervención los variados intrumentos que este organismo ha puesto a disposición del sector para su promoción internacional, bien sean a nivel genérico, como pueden ser  las cien oficinas económicas y comerciales que posee el ICEX en el exterior, los informes periódicos sobre la situación de los mercados, ventanillas de consulta comercial, etc., como ya los más centrados en el propio sector vitivinícola, caso de la participación en ferias, inversión en formación de prescriptores del sector o acciones para mejorar la imagen y transmitir la diversidad y riqueza de los vinos españoles.

Apuntó Maria Naranjo que las ferias han dejado de ser un potente instrumento de promoción, al haber demasiados espacios expositivos en todo el mundo (con una apuesta clara por el certamen alemán Prowein) y que habría que reciclar la promoción internacional hacia modelos B2B.

También la director del ICEX hizo un llamamiento a las distintas administraciones a aunar sus esfuerzos de promoción en este sector e ir hacia una coordinación general que refuerce su eficacia, así como trabajar con el mundo de la gastronomía para dar mayor impulso a nuestros vinos.

José Luis Benítez, director general de la FEV, explicó el papel de esta organización como garante del control que conlleva la promoción en el comercio exterior vitivinícola y su papel de mediadora con la Administración ante los obstáculos y barreras tarifarias o trabas que puedan surgir en los distintos acuerdos de libre comercio que mantiene la UE y que pueden afectar al sector.

Por último, se congratuló de la fuerza que supone para el mundo del vino el reforzar sus vínculos con la gastronomía y el enoturismo, y puso sobre la mesa la necesidad de bajar la fiscalidad de las ventas a través de la distribución on-line para facilitar que los millones de turistas que nos visitan al año puedan seguir comprando nuestros vinos desde sus hogares.

La segunda parte del seminario contó con la participación del experto estadounidense  Jon Stamell, presidente del Consejo Asesor de Wines From Spain en Estados Unidos, quien dirigió una mesa redonda sobre los retos del mercado estadounidense para las bodegas españolas en la que participaron el director general de Abadía Retuerta Le Domaine, Enrique Valero, y del export director Americas de Bodegas Torres, Pierre-Adrien Fleurant.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018