La plana mayor del Sistema Español del Seguro Agrario se reúne con el seguro de cítricos sobre la mesa

La subsecretaria de Agricultura, Pesca y Alimentación y presidenta, a su  vez, de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), María Dolores Ocaña, se reunió con representantes de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSyFP) del Ministerio de Economía y Empresa y de la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de Seguros Agrarios (Agroseguro), para analizar la situación del Seguro Agrario.

Durante la reunión se abordó la situación actual del seguro de explotaciones de cítricos, revisando la siniestralidad que ha presentado la línea en los últimos años y teniendo en cuenta la situación actual del sector, así como las medidas de ajuste presentadas por Agroseguro.

Agroseguro defendió la revisión de las tarifas en el seguro de cítricos, que «solo se plantea para comarcas y cultivos con insuficiencia global de primas para todos los riesgos superior al 10% y que se traduce en incrementos de tasa solo de los riesgos citados y de forma muy inferior a la desviación que presentan».

La compañía aclaró que el ratio real de siniestralidad de la línea de cítricos se sitúa en el 109,4%, calculado con las tarifas y condiciones de cobertura actuales.

En relación con las causas que provocan tal desviación, explicaron que, por un lado, «hay tres comarcas en la provincia de Murcia y una en la de Almería, que vienen provocando importantes y reiteradas pérdidas en el riesgo de viento, situando el ratio de siniestralidad para este riesgo en los cultivos de limón y naranja en un 190% de siniestralidad.

Por tal motivo, añade esta entidad, se ha propuesto incrementar en 10 puntos la franquicia para este riesgo en las cuatro comarcas, ajuste que produciría una mejora de 2,9 puntos porcentuales en el resultado global del seguro».

Por otro lado, Agroseguro señala que, «una vez constatado que los riesgos de viento, helada y los incluidos bajo el epígrafe ‘resto de adversidades climáticas’, se han identificado aquellos ámbitos y cultivos en los que existe un desequilibrio importante de cara a actualizar las tarifas en esas comarcas».

En concreto, se han seleccionado ámbitos y cultivos en los que el coeficiente del seguro para todos los riesgos presenta globalmente un desequilibrio superior al 10%, de cara a ajustar individualmente cada uno de ellos, «por lo que en ningún momento es un ajuste general». 

«Esta revisión de tarifas, que solo se plantea para comarcas y cultivos con insuficiencia global de primas para todos los riesgos superior al 10%, y que se traduce en incrementos de tasa solo de los riesgos citados y de forma muy inferior a la desviación que presentan, producirá incrementos muy distintos según comarcas y cultivos»,  se añade.

En concreto, estos ajustes de tarifas serán de un 3,18%, «muy inferior a la desviación de la línea», y afecta de forma muy diferente por comunidad autónoma (ver cuadro).

Comunidad Autónoma    Incremento medio en %

Andalucía                                             9,30%

Baleares                                                0,00%

Canarias                                                0,00%

Cataluña                                                0,05%

Región de Murcia                                8,61%

C.Valenciana                                        0,51%

Fuente: Agroseguro.

«Ambos ajustes proporcionan una corrección del 6,08%, según Agroseguro, es decir, no corrige totalmente el desequilibrio de esta línea de seguro (9,4%) comentado anteriormente.»

Por último, Agroseguro  manifiesta su «máxima predisposición a colaborar con las diferentes Administraciones Públicas, así como con el sector, en aras de la optimización de las coberturas y precios del seguro y de su adecuación a las necesidades de los productores».

Críticas de las OPAs

Debido a las dificultades de mercado (muy bajos precios en origen y exceso de producción) de la actual  campaña citrícola 2018/19,varias organizaciones agrarias expresaron en los últimos días duras  críticas a la «oportunidad»  de la subida del coste de esta línea aseguradora.

Así,  el pasado 29 de enero, La Unió de Llauradors criticaba que Agroseguro pretendía subir las primas del seguro de cítricos para este año un 3,18%, cuyo periodo de contratación se inicia el próximo mes de abril. Una subida que se  produciría, además, en el caso de materializarse en el marco de una campaña auténticamente desastrosa para los citricultores de la Comunidad  Valenciana, añadió.

LA UNIÓ trasladó por escrito a la Comisión Territorial de Seguros y en la reunión del Grupo de normativa del seguro de cítricos de ENESA su desacuerdo, con el objetivo de que finalmente se retire de la mesa esta posible subida para los riesgos de adversidades climáticas, helada y viento, y se mantengan las mismas tasas que en 2018, al considerar que podría suponer la “puntilla” para los agricultores valencianos en una campaña para olvidar y en la que sólo en la primera parte de la misma esta organización profesional agraria estimó las pérdidas en más de 130 millones de euros.

Según esta organización agraria, Agroseguro argumentó este incremento de las primas en un aumento de la siniestralidad que no es tal en el conjunto de las zonas citrícolas de la Comunidad Valenciana.

Si se analizan los datos, suprimiendo las cuatro comarcas de alta siniestralidad en España (Bajo Almanzora en la provincia de Almería y Río Segura, Suroeste-Valle Guadalentín y Campo de Cartagena en la de Murcia), el porcentaje en relación a las primas baja. Por ello LA UNIÓ consideró que “no se puede trasladar un problema de siniestralidad muy localizado al conjunto de la línea”.

Pedrisco

Esta organización agraria señala también que ese no es el único punto de discrepancia respecto al seguro de cítricos de esta campaña, puesto que Agroseguro también prevé modificar las condiciones de la garantía (extensión de garantías) para el riesgo de pedrisco, a lo que LA UNIÓ muestra así mismo su desacuerdo.

La nueva propuesta de Agroseguro plantea textualmente que “para disfrutar de esta extensión se debe volver a asegurar con las mismas condiciones de cobertura para el riesgo de pedrisco y en el caso de siniestro además se indemnizará como máximo con el precio menor entre el precio actual y el asegurado el año anterior”

Para LA UNIÓ el objetivo de la cobertura es premiar la fidelidad en la contratación de los asegurados sin la repercusión en las primas, y los citricultores esperan a la contratación del seguro a fechas cercanas a la finalización de la extensión de garantías del 15 de junio, para intentar ajustar lo máximo posible las previsiones de producción.

Es muy posible, que un asegurado quiera cambiar de un año a otro las condiciones de cobertura, tanto cambio de módulo como fecha final de garantías de este, y no tiene por qué condicionar un posible siniestro de pedrisco, el hecho de poder decidir libremente qué garantías escoger y que condicionarán también otros posibles siniestros posteriores de pedrisco.

Además, hay que tener en cuenta, que el asegurado paga ya una prima anual, para la cobertura de la totalidad del riesgo y, por tanto, el precio debe ser el contratado en la póliza, y por la cual se da cobertura.

Una modificación de la garantía puede producir el efecto de contratar rápidamente el seguro sin tener claras las producciones a asegurar, lo que produciría una modificación posterior de todas las pólizas contratadas para su adaptación y supondría un incremento en las gestiones a realizar.

Duro golpe

Días después, varias ASAJA provinciales, como las de Málaga y Córdoba, criticaban también el incremento desmesurado de las primas de esta línea de seguro, teniendo en cuenta la mala evolución de la actual campaña citrícola.

Al final, el pasado viernes 15 de febrero, la organización ASAJA en el ámbito nacional emitía también un comunicado en el que indicaba que  «Agroseguro propina un duro golpe a las explotaciones citrícolas, en un año especialmente complicado por la situación de los mercados, que dejará a una gran cantidad de productores fuera de la rentabilidad y con importantes problemas de liquidez para afrontar la contratación de las pólizas de la nueva campaña.

Según esta organización agraria, «el seguro de cítricos es una de las líneas más importantes del Sistema de Seguros Agrarios Combinados,  que ya sufrió una importante caída de la contratación en el año 2006, debido al drástico recorte de subvenciones, y que aún no ha superado (200.000 ha aseguradas en 2005 y 122.000 ha aseguradas en 2017).»

Para ASAJA, «las revisiones en las primas planteadas por Agroseguro supondrán incrementos muy importantes en el coste del seguro, +20% en algunas zonas productoras, lo que sin duda desincentivará la contratación, especialmente de los productores con menor riesgo, y puede provocar un importante desequilibrio en la línea.

Más en concreto, ASAJA argumentó su total oposición a la subida de tarifas que Agroseguro ha propuesto en los últimos grupos de normativa celebrados en la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, por los siguientes motivos

a) El total de la línea de cítricos presenta un ratio de % Sin/PR del 100,96% (serie 1981-2017), según el informe de resultados del Seguro de Cítricos, emitido por Agroseguro con fecha enero 2019.

b) Si analizamos los últimos cinco años y añadiendo las previsiones del 2018, este ratio desciende al 97,51% (serie 2013-datos provisionales 2018), a consecuencia de los ajustes realizados en este periodo.

Por ello, desde esta organización agraria se solicitó la intervención del Ministerio de Agricultura para que los citricultores puedan contratar está campaña el seguro de cítricos con los mismos costes que la pasada campaña

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018