El precio medio de la leche de vaca en origen en España siguió a la cola de la UE en noviembre

El precio medio de la leche de vaca en la explotación aumentó en noviembre pasado a  36,1 céntimos de euros por kilo (+ 0,7%) en el conjunto de la Unión Europea, mientras que en España la media fue de 32,33 c/kg, es decir, un 10,4% y 3,8 céntimos menos por kilo, según el Observatorio del Mercado Lácteo (MMO).

Los precios de esta materia prima aumentaron en 21 Estados miembros de los 28 Estados miembros en comparación con el mes anterior. En los antiguos países de la UE-15 el precio medio fue más elevado (36,63 c/kg), que en los 13 Estados que se incorporaron más tarde (32,65/kg), pero aquí incluso la media española fue  más baja.

España se situó en noviembre como el octavo país de la UE-28 con los precios medios de la leche de vaca más bajos, a pesar de su déficit de oferta propia en relación a su demanda interna de entre 2 y 3 millones de toneladas.

Por detrás del precio medio de la leche de vaca en origen español se situaron solo varios países del Este de la UE como Letonia (29,7 c/kg); Hungría (30,3 c/kg), Bulgaria (30,4 c/kg),  Rumania (30,7 c/kg), Lituania (31,7 c/kg) y Estonia (32,3 c/kg), además de la vecina Portugal (31,8 c/kg).

El precio medio de la leche de vaca en granja en la UE-28 fue un 4.6% más bajo que la media de precio de noviembre de 2017, pero aún así un 2.8% más elevado que el promedio de los últimos 5 años.

En comparación con noviembre de un año antes, los precios de la leche de vaca  disminuyeron en la mayor parte de los Estados miembros, dándose las mayores caídas de precios en Holanda (-10.8%), Letonia (-9.4%), Dinamarca (-8.3%), Polonia (-8.2%), Suecia (-7.6 %), Austria (-6.7%) y Hungría (-6.3%). En España, la disminución fue del 1%, mientras que fue superior que entonces en Malta (+1%), Francia (+1%), Chipre (+2%) y Croacia (+4%).

En 23 Estados miembros de la UE, los precios de la leche mejoraron en comparación con el promedio de 5 años; en particular en la República Checa (+ 10.2%), Estonia (+ 9.0%), Lituania (+ 8.0%), Eslovaquia (+ 6.1%), Letonia (+ 6.1%) y Francia (+ 5.5%)

Las estimaciones de los Estados miembros para diciembre apuntan a una inflexión en el precio comunitario de la leche de vaca en origen respecto a las últimas subidas, con una ligera caída del 0,5%, hasta una media de 35,9 céntimos de euro por  kilo de leche en granja, que sería de 36,39 c/kg en la UE-15 y de 32,75 c/kg en la UE-13.

Informe del MMO pdf adjunto: eu-raw-milk-prices_en

Precios justos

Por otro lado, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA)  ha vuelto a recordar a las industrias lácteas, mediante una carta, la necesidad imperiosa de que los ganaderos y ganaderas reciban un precio justo por su leche.

Los últimos datos confirman que España está a la cola de Europa en cuanto a precios en origen, con pérdidas que rondan los 25 M€/mes para los productores. “Sin precios justos, todos los esfuerzos de la cadena láctea quedarán en nada porque los ganaderos tendremos que cerrar”, advierten.

Esta organización agraria señala que “los ganaderos lácteos franceses reciben hoy 5,42 euros más que los españoles por cada 100 kg. de leche. Si comparamos con la media de la Unión Europea la diferencia es de 4,45 euros/100kg. Unos datos que se resumen en los más de 25 millones de euros mensuales que pierden los productores de nuestro país respecto a los europeos.

“Es una evidencia”, explican desde UPA, “que si el precio de la leche en origen no sube nos vemos abocados a la desaparición y al cierre”, como de hecho ya está ocurriendo en España, donde cierran de media tres explotaciones lácteas al día, según datos del Ministerio de Agricultura.

Desde esta organización señalan que “ninguna herramienta servirá” –en referencia a los contratos de compraventa, a las campañas de promoción o a los cambios legislativos- si no se aborda un “verdadero cambio de conciencia” de los industriales lácteos. “Deben ustedes convencerse de que ningún modelo empresarial puede basarse en arruinar a sus proveedores”, les recuerda.

Sin un horizonte claro, los jóvenes y mujeres rurales son los primeros en verse excluidos del sector productor de leche, al no vislumbrar una perspectiva de futuro en la ganadería láctea, con la consiguiente pérdida para el mundo rural y para la sociedad general.

  • Accede aquí a la carta enviada por UPA al presidente de FENIL.

Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018