Moderado crecimiento del consumo de productos de alimentación en el hogar

El “Análisis de consumo en el hogar” del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación refleja que las compras de productos de alimentación, en la tercera semana (23 al 29 de marzo), la segunda completa de confinamiento, tras la declaración del Estado de Alarma, han experimentado un moderado crecimiento del 16,8% con respecto a la semana anterior y de un 17,6% en relación a la misma semana de 2019.

Asimisno, reducir gastos frente a la incertidumbre de las próximas semanas, así como ser menos consumista y reorganizar los hábitos de compra son parte de las prioridades estos días. En ambos casos, lo planea un 77% de la población, una cifra que ha aumentado 5 puntos desde la medición de la semana pasada, según un estudio elaborado por la consultura GfK.

En cuanto al análisis de consumo en el hogar, el incremento es generalizado para la mayoría de los productos, salvo para aquellos que se almacenaron en los hogares en las primeras semanas de confinamiento (legumbres o pastas alimenticias), que presentan un crecimiento más moderado.

El análisis detalla un mayor consumo de carne fresca en el total de la categoría, con un incremento del 29% respecto a la misma semana del año anterior. En este grupo ha aumentado un 31% el consumo de carne de ovino, sector que se ha visto especialmente afectado por el cierre de bares y restaurantes.

También se ha producido un incremento de las compras de pescado congelado del 17,8%, con respecto a la misma semana del año anterior. Sin embargo, esta semana ha descendido un 4% el consumo del total de pescado, motivado por una bajada en la compra de pescados frescos y en conserva.

Después de unas semanas de estabilidad, en esta última semana se ha intensificado la compra de frutas (un 18,5% superior a la misma semana de 2019), hortalizas y patatas, tanto frescas (+25,4%) como transformadas (+26,15%).

De igual forma, destacan los importantes crecimiento en la compra de harina en las tres últimas semanas, aunque en esta última el incremento de modera (147%, 196% y 170%, respectivamente). A pesar de ello, no se detecta menor consumo de pan, con una evolución positiva en esta última semana del 16%.

El conjunto de los canales de compra alcanzan crecimientos importantes en esta última semana analizada (+17,6%), en especial los supermercados y tiendas tradicionales. Sin embargo, la tienda de descuento desciende un 3,9%.

Y por zonas geográficas, la zona Norte experimenta crecimientos del consumo por encima de la media nacional en esta semana. Destacan las comunidades autónomas de Navarra, País Vasco y Asturias.

En el área mediterránea, Baleares y Murcia son las comunidades que más incrementan su consumo. Extremadura, que fue la comunidad que registró el mayor incremento en el consumo durante la primera semana de confinamiento, contiene sus compras. Mientas, Canarias presenta crecimientos constantes que rondan el 30% cada semana.

MOMENTO DE CONTENER EL GASTO PERSONAL

Por su parte, comprender al consumidor durante el confinamiento y prever cómo se comportará una vez que haya terminado son los objetivos del análisis que la consultora GfK está desarrollando durante las semanas de alarma sanitaria. En las dos primeras semanas, los hallazgos muestran una gran preocupación por el cuidado personal, las relaciones con otras personas y la economía del hogar, el país y el mundo.

Este análisis se realiza mediante entrevistas online a mil internautas, mayores de 18 años, representativos de la población en España. Las respuestas fueron recogidas los días 17 y 24 de marzo.

¿Qué cambios vamos a introducir en nuestras vidas?

En estos momentos, casi 3 de cada 4 personas, con una proporción superior entre las mujeres, consideran que no solo hay que prestarse más atención a uno mismo (73%) , sino también a las relaciones personales (79%).Una tendencia más acusada en el caso de las mujeres cuyas respuestas alcanzan el 81% y el 86%, respectivamente, un ascenso de entre 3 y 11 puntos respecto a la semana anterior.

Con cifras similares nos encontramos con otros propósitos, más orientados a controlar las finanzas personales: reducir gastos frente a la incertidumbre de las próximas semanas, así como ser menos consumista y reorganizar los hábitos de compra son parte de las prioridades estos días. En ambos casos, lo planea un 77% de la población, una cifra que ha aumentado 5 puntos desde la medición de la semana pasada. De nuevo, son las mujeres las que muestran una inclinación mayoritaria hacia este tipo de acciones, con más del 80% de las respuestas.

Respecto al ejercicio profesional, casi la mitad de la población (46%) declara que aprovechará estos días para buscar mejoras en este terreno. A esta tarea planean abocarse las mujeres (49%) y el 60% de las personas en la franja de edad comprendida entre los 18 a 24 años.

¿Cómo será todo cuando esto haya acabado?

La sociedad parece estar plenamente concienciada de que sufriremos una importante crisis económica global tras la crisis. Además, una amplia mayoría cree que muchos autónomos y pequeños comercios no podrán seguir con su actividad.

Paradójicamente, a pesar de la crisis que todos ven acercarse, se detecta una importante polarización de las opiniones cuando se les pregunta sobre si la situación laboral individual se verá perjudicada. Los colectivos que muestran una mayor preocupación al respecto son los jóvenes entre 18 y 35 años (43%) y las mujeres (41%).

Los datos muestran que 9 de cada 10 personas piensan que estaremos sumidos en una crisis económica de alcance global, mientras que 8 de cada 10 creen que los autónomos y pequeños comerciantes tendrán que cerrar.

A nivel de toda la población, casi 4 de cada 10 temen verse afectados por despidos o expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs). Del otro lado de la balanza, un número similar de entrevistados piensa que esta situación no tendrá consecuencias para ellos, aunque el porcentaje ha bajado tres puntos respecto a la semana anterior.

Respecto a cómo afectará a nuestro trabajo, un 76% considera que, tras la crisis, el teletrabajo será una realidad para muchas empresas –así lo creen las mujeres de forma destacada (78%) y los mayores de 55 años (87%)- y valoraremos mucho más nuestro tiempo, según nos indica un 76%de los consultados.

Finalmente, más de un tercio de los entrevistados cree que la sociedad saldrá reforzada después de este período (38%) y que habrá menos crispación. Un 32% de personas están seguras de que pasará exactamente lo contrario.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018