Los sectores agrario e industrial agroalimentario continuaron elevando su nivel de endeudamiento

El sector agrario (sin pesca) sigue acudiendo al crédito financiero, incrementando su endeudamiento un 0,6% al final del segundo trimestre de  2019, hasta  sumar 20.566 millones de euros, que es también una cifra un 4,1% más elevada que en el mismo periodo del año  anterior.

Según el Ministerio de Agricultura, a partir de los datos estadísticos del Banco de España,  el nivel de  endeudamiento financiero  de la  actividad agraria equivale al 68,1% de  su Renta Agraria  Anual (30.217 millones de euros, segunda estimación del año 2018) y al 3,8%  del endeudamiento total  de las actividades productivas.

A su vez, la industria de alimentación, bebidas y tabaco incrementó también en el mismo porcentaje su deuda, un 0,6% respecto al primer  trimestre de  este año, así como un 4% respecto al 30 de junio de 2018,  elevándola a 22.774 M€, que equivale al 80% del  Valor Añadido Bruto (VAB) de su actividad y al 4,2% de la deuda total de las actividades productivas.

El grado de endeudamiento de ambos sectores económicos se mantiene en un nivel similar al del conjunto de la economía española, argumenta el MAPA, presentando una deuda relativa acorde con el peso económico de los mismos.

Todas las actividades productivas contaban  con un saldo «vivo» de deuda al  final del  segundo trimestre de 547.899 millones de euros, un 0,8%  más que un trimestre antes, pero un  1,8% por debajo que el que tenían en el mismo periodo del año anterior.

Según el MAPA,  el máximo endeudamiento del sector  agrario (sin pesca)  se alcanzó en el tercer trimestre de 2008, al llegar a 23.936 millones de euros, mientras que el de  la industria agroalimentaria se alcanzó un trimestre después,  cuando llegó a los 23.658 millones de euros.

Desde entonces, la  fuerte reducción de la oferta  crediticia, que tuvo lugar entre 2008 y 2014,  afectó prácticamente a todos  los  sectores de  la actividad económica. En ese periodo, en el agro se redujo un 32,6% y en la industria agroalimentaria un 20,7%, mientras que para el  conjunto de la economía la disminución del crédito fue del  33,8%.

Créditos dudosos

Al contrario, el nivel  de  créditos  dudosos  (incluidos los morosos) retomó  el descenso para el segundo trimestre de  2019, situándose en el sector agrario por debajo del 6% del crédito total «vivo»,  en el 5,9%, con 1.215 millones de euros,  frente al 6,4% de finales del  segundo trimestre de 2018.

En la industria de alimentación,  bebidas y tabaco,  la tasa de dudosos se redujo más,  pasando del  5,1% del  segundo trimestre de 2018 a solo el  4,2%  un año después.

En cualquier caso,  tasas de morosidad mejores en ambos sectores  que las del  conjunto de la actividad económica,  que se situaron en un 6,1% a finales del segundo semestre del año,  frente al  7,8% de un año antes.

Esta  última cifra está  muy  condicionada por el desempeño de los sectores de la construcción y el  inmobiliario. Excluyendo ambos,  la tasa de dudosos de la economía española se situaría en el 5,4%,  un 0,5%  menos que la tasa de créditos de dudoso  cobro del  sector agrario, según apunta el MAPA.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018