Los alimentos sin elaboración subieron en enero un 3,5% anual en la cesta de la compra del consumidor

El grupo de Alimentos y bebidas no alcohólicas del  Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó un 0,3% en enero pasado, frente al descenso del 1% del índice general. En relación a un  año antes, este grupo repunta un 2% frente al 1,1% global, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los  alimentos con elaboración,  bebidas y tabaco subieron un 0,2% (+0,9% en fase interanual) en  el primer mes de  2020, mientras que los alimentos sin elaboración (frescos y perecederos)  aumentaron un 0,4% en enero y un 3,5% en un año.

Las rúbricas alimentarias más inflacionistas en el mes anterior fueron el pescado fresco y congelado (+5%);  legumbres y hortalizas frescas (+2,6%); bebidas  alcohólicas (+1,3%); frutas en conserva y  frutos  secos (+1,1%); patatas y sus preparados (+1,1%); carne  de porcino (+0,6%); productos lácteos (+0,4%),etcétera.

Los  más deflacionistas o que más bajaron en la cesta de la compra fueron  frutas frescas (-3%); carne de ovino (-1,9%),aceites y grasas (-1%) y azúcar (-0,7%).

En el último año, las rúbricas de alimentos  que  más  se encarecieron fueron pescado fresco y congelado (+8,2%); carne de porcino (+7,7%); azúcar (+4,4%); frutas frescas (+3,9%) otras carnes (+3,9%); carne de ovino (+3,8%); patatas y sus preparados (+3%); carne de ave (2%); productos lácteos  (+1,6%), y legumbres y hortalizas frescas (+1,3%).

Los que más bajaron sus precios de consumo en la cesta de la compra fueron los aceites y grasas (-9,4%). principalmente.

Scanner data

Por vez primera, el INE incorpora en el  cálculo del  IPC información procedente de las bases  de datos  (BBDD) proporcionadas  directamente por empresas (lo que se denomina «scanner data»), que  contienen el  registro de las ventas realizadas de cada uno de sus productos en la línea de caja en todos sus establecimientos.

Dichas BBDD contienen información sobre el número de unidades vendidas y los ingresos para cada uno de los productos  comercializados. El método de «scanner data» consiste en establecer un sistema automatizado de obtención y procesamiento de estas BBDD, así como adaptarlas a los requerimientos de cálculo del IPC.

Según el INE,  se trata de un procedimiento más  eficiente, preciso y completo de medir la evolución de  los precios que la recogida tradicional. Y, por ello, la Oficina de Estadística de la UE, Eurostat, promueve su utilización en el  ámbito de la armonización de los índices de precios de los Estados miembros de la Unión Europea.

La utilización de este método de medición conlleva, según el INE, diversas mejoras en la producción del IPC. Por un lado, la disponibilidad de esta información permite reducir la carga a los informantes al eliminar la recogida tradicional de precios en aquellos establecimientos de las cadenas que aportan sus BBDD, posibilitando además automatizar los procesos para  el cálculo del IPC.

Además, su implantación supone un aumento de la cobertura y una mejora de la precisión, teniendo en cuenta que las BBDD incluyen información de todos y cada uno de los productos  vendidos a lo largo del mes, en todos los establecimientos de las empresas informantes.

Entre los  artículos o productos incluidos en «scanner data» están los de gran consumo,  como los alimentos envasados, bebidas, productos  de limpieza y mantenimiento del hogar, productos de parafarmacia, alimentos y productos  para  mascotas y artículos de  cuidado personal.

En este proceso  participan hasta ahora tres  grandes grupos de  distribución comercial, como  son Alcampo, El Corte Inglés y Carrefour, aunque este año  solo se ha incorpora a la elaboración del IPC este último, y las otras dos empresas, así como los de aquellas que se vayan adhiriendo al proyecto lo harán en años sucesivos.

Por último, el INE ha actualizado para 2020 y como cada año las  ponderaciones utilizadas para el cálculo  del  Índice de Precios de Consumo (IPC), de acuerdo con el Sistema de  IPC,  base 2016. Así, el  grupo de Alimentos y bebidas no alcohólicas sube esa ponderación o peso porcentual en el IPC general desde el 18,88% al 19,39% del total.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018