La Lonja del Melón y la Sandía celebra su última sesión, marcada por la irregularidad de los precios

La Lonja Hortofrutícola del Melón y la Sandía de Castilla-La Mancha ha finalizado este martes en Manzanares (Ciudad Real) su sexta temporada de cotizaciones, que comenzó el pasado 2 de agosto.
Durante este periodo, sus miembros (representantes del sector productor y comercializador) se han reunido semanalmente en Manzanares y otras localidades manchegas, donde han ido constatando las tendencias de los mercados, reflejándolas en las cotizaciones de melón y sandía, en sus diversas categorías y variedades.

En cuanto a los precios, la primera sesión constató unos precios ilusionantes tanto para melón como sandía, situándose el primero a un máximo de 55-62 céntimos/kilo y la segunda a 24-27.
Solo dos semanas mas tarde el precio del melón se hundió hasta los 13- 15 céntimos/kilo y la sandía en los 10-12 céntimos/kilo, precios provocados por la excesiva oferta de producto en el mercado

Ya en octubre, con la campaña finalizada, la cotización del melón de categoría extra se situó a 37-42 céntimos/kilo, algo testimonial porque ya no quedaba meón en el campo. La sandía, llegó a cotizar en la penúltima lonja entre 28-30 céntimos/kilo.

En cuanto a los precios medios, calculados proporcionalmente respecto a la evolución del mercado, en el melón han estado entre los 12-15 céntimos/kilo el melón y entre los 16-19 céntimos/kilo la sandía, teniendo en cuenta que entorno al 70% del melón se comercializó justo en las 5 semanas donde los precios estuvieron más bajos, hecho que ha causado que la mayoría de los agricultores, excepto raras excepciones, hayan vendido a pérdidas su producción ya que no han cubierto los costes de producción.

Tras el cierre por esta temporada, el presidente de la Lonja, Cristóbal Jiménez, en representación de todos los componentes, ha valorado en primer lugar “la armonía, profesionalidad y lealtad reinante en esta quinta temporada de cotizaciones”. Sobre la evolución de los precios ha señalado que “se ha tratado de una campaña muy peculiar, con precios extremadamente bajos, marcados por el solapamiento de las producciones de las plantaciones tempranas con las tardías, debidas a la climatología y con una escasez de producto al principio y en la fase final”.

“Hay que destacar por muy duro que sea que la gran mayoría de los agricultores que han cultivado melón y sandía han perdido dinero este año ya que no han alcanzado ni por asomo los costes de producción”, ha apuntado Jiménez.

Sobre la situación del sector ha subrayado que” nadie va a venir a actuar por nosotros y le corresponde a los agricultores apoyar a la Interprofesional para poder planificar las campañas e intentar buscar nuevos mercados basados en la exportación, con el fin de que campañas como la de este año no se vuelvan a repetir”.

Desde el sector productor, su portavoz, Ramón Lara, ha calificado la campaña de “ tremenda para los agricultores, en especial, para los productores de melón”. Lara ha señalado que esta situación es “muy complicada para el sector productor, cuyo futuro pasa por la planificación de las plantaciones, buscar nuevos mercados exteriores y unión frente al sector comercializador y las grandes superficies”.

Por su parte, el portavoz de los comercializadores, Antonio Atienza, ha señalado que “ha sido una campaña marcada por la climatología, que en este caso ha provocado que la mayor parte de la producción se aglutinase en el centro de la campaña colapsando el mercado”. Atienza ha incidido en” buscar una planificación en las producciones buscando una estabilidad ya que nuestra región puede comercializar 400.000 toneladas de melón y sandía sin ningún problema, pero si hay más es cuando tenemos problemas. También ha recomendado “utilizar variedades de melón y sandía que aporten una calidad al producto final frente a la cantidad”.

Entre los retos y objetivos para las próximas campañas, Jiménez ha apuntado que es “fundamental y vital” seguir apostando por la calidad del producto, por aumentar las exportaciones y por encontrar nuevos nichos de negocio. Para ello, considera imprescindible la realización de campaña de promoción del consumo de melón y sandía a todos los niveles.

Jiménez también ha recalcado “que, aunque ahora sea muy fácil de analizar la campaña finalizada, se puede observar que el miedo provocado por el Nueva Delhi ha hecho que se siembre menos hectareas tardías, lo que ha llevado a tener una sobre plantación de 1.500 ha, las cuales han producido a mitad de campaña lo que en campañas anteriores se producía de manera escalonada. El agricultor debe de entender que hay que sembrar en planificando la época de siembra y la cantidad sembrar.”

Jiménez ha agradecido al Ayuntamiento de Manzanares su colaboración y plena disponibilidad con la Lonja desde el inicio y ha recordado que durante esta campaña se han realizado sesiones de puertas abiertas en Argamasilla de Alba, Cinco Casas, Membrilla y Tomelloso, que han servido para dar a conocer la labor de esta Lonja Hortofrutícola del Melón y la Sandía de Castilla-La Mancha. También ha destacado el apoyo de la entidad financiera Globalcaja.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018