Las frutas frescas subieron un 5,7% sus precios de consumo en junio pasado

El grupo de Alimentos y Bebidas del Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó un 0,4% en junio pasado, frente a una caída del 0,1% del índice general, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el primer semestre del año, este grupo sube en la cesta de la compra un 0,6%,  frente al 0,4% del índice general y un 0,5% respecto a junio de 2018 (0,4% del IPC global).

Los alimentos con elaboración, bebidas y tabaco no experimentaron ninguna subida de precios en junio, acumulando un 0,5% en la primera mitad del año y un 0,4% anual, mientras que los alimentos sin elaboración crecieron un 0,9% en el mes; un 1% en lo que va de año y un 0,6% en el plazo interanual.

Las parcelas con mayor repercusión positiva (subida de precios de consumo) en junio, en cuanto a los alimentos se refiere, fueron las frutas (+5%) y la carne (+0,5%), mientras que las que tuvieron mayor repercusión negativa (bajada de precios de consumo) en la tasa mensual del IPC fueron el pescado y el marisco (-0,9%), las legumbres y hortalizas (-0,8%) y los aceites y grasas (-2,3%).

Más en concreto, las mayores subidas de precios de consumo de los alimentos se produjeron en las frutas frescas (+5,7%), acumulando un 4,5% anual, pero bajando un 7,4% respecto a junio de 2018.

Otras rúbricas con alzas importantes de precios de consumo en el IPC de junio fueron la carne de porcino (+1%); la carne de ave (+0,5%) otras carnes (+0,7%), los preparados de legumbres y hortalizas (+0,3%), los productos lácteos (+0,2%) y la carne de ovino (+0,2%).

Por el lado contrario, los productos que más bajaron de precio en la cesta de la compra del pasado mes (respecto al anterior) fueron aceites y grasas (-2,3%), pescado fresco y congelado (-2%), legumbres y hortalizas frescas (-1,3%), patatas y sus preparados (-1,2%), carne de vacuno (-0,4%), bebidas alcohólicas (-0,3%), y leche (-0,2%).

En la primera mitad de 2019, las mayores subidas de IPC en alimentos fueron para las patatas y sus preparados (+7,2%), frutas frescas (+4,5%), carne de porcino (+3,7%), bebidas alcohólicas (+2%), azúcar (+1,6%), agua mineral, refrescos y zumos (+1,6%), carne de ave (+1,4%), pan (+0,9%), preparados de legumbre y hortalizas (+0,9%), productos lácteos (+0,8%), otras carnes (+0,7%) y cereales y derivados (+0,6%).

Los mayores descensos en este primer semestre fueron para los aceites y grasas (-6,1%), la carne de ovino (-5,3%), el pescado fresco y congelado (-4%), etc.

De un año para acá, los alimentos más inflacionistas respecto a junio de 2018 fueron las patatas y sus preparados (+9%), legumbres y hortalizas frescas (+7,1%), agua mineral, refrescos y zumos (+2,7%), carne de porcino (+4%), carne de ovino (+2,1%), pescado fresco y congelado (+2,1%), otras carnes (+2,1%), pan (+1,7%), azúcar (+1,5%), productos lácteos (+1,1%), preparados de legumbres y hortalizas (+1%), etcétera.

Los alimentos, por el contrario, más deflacionistas en un año fueron los aceites y grasas (-14,6%), las frutas frescas (-7,4%), frutas en conserva y frutos secos (-1,1%) y leche (-0,6%).

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018