Las frutas frescas subieron sus precios de venta al consumidor casi un 8% en mayo

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de los alimentos y bebidas no alcohólicas se mantuvo sin cambios en mayo pasado, igual que el índice general, pero subió un 2,1% en lo que llevamos de año (frente al -1,2% del IPC global) y repunta un 3,5% desde mayo de 2019 (-0,9% del IPC general), según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre los productos que destacan por su influencia en los Bienes Covid-19 están los alimentos no elaborados, cuya tasa interanual alcanza el 5,4%, que es un punto y medio menos que la registrada en abril, tras caer un 0,4% en mayo y repuntar todavía un 2,5% en los cinco primeros meses de 2020.

Por su parte, los alimentos con elaboración, más bebidas y tabaco, registraron un alza moderada del 0,2%, subiendo un 1,7% en lo que va de año y un 2% desde mayo de 2019.

Entre  los alimentos sobresalen las bajadas de los precios del pescado fresco y las carnes de porcino y de ave, frente a las subidas registradas en 2019. También influye que los precios de las legumbres y hortalizas frescas, excepto patatas, bajan este mes en un porcentaje mucho mayor de lo que lo hicieron el año pasado.

Por su parte, aunque la tasa de variación mensual de los Bienes Covid-19 es del 0,0% en el mes de mayo, destacan el incremento de los precios de consumo en la cesta de la compra de las frutas, cuyos precios suben un 6,8% frente a abril, mientras que, por el contrario, las legumbres y hortalizas y el pescado y marisco, cuyos precios descendieron un 3,6% y un 2,3%, respectivamente.

Mes de mayo

Por rúbricas más concretas de los alimentos en el mes de mayo destacan principalmente las subidas de precios en la cesta de la compra de las frutas frescas (+7,9%), café, cacao e infusiones (+0,5%), azúcar (+0,5%), bebidas alcohólicas (+0,4%), aceites y grasas (+0,4%), patatas y sus preparados (+0,4%), cereales y derivados, productos lácteos, frutas en conserva y frutos secos, con alzas del 0,3%, respectivamente.

Entre los descensos, destacan las legumbres y hortalizas frescas (-6,7%), el pescado fresco y congelado (-5%), la carne de ave (-1,3%), la carne de porcino (-0,7%) y la carne de ovino (-0,4%).

Enero-mayo

En lo que va de año, las mayores subidas de precios en la cesta de la compra son para las frutas frescas (+9,2%), las patatas y sus preparados (+4,9%), el azúcar (+4,5%),  bebidas alcohólicas (+3,5%); agua mineral, refrescos y zumos (+2,9%), cereales y derivados (+2,5%), frutas en conserva y frutos secos (+2,5%), otras carnes (+2,3%), café, cacao, e infusiones (+2,3%), carne de ave (+1,9%), productos lácteos (+1,8%),  preparados de legumbres y hortalizas (1,5%), leche (+0,9%)…etcétera.

Los descensos de precios en estos primeros cinco meses de 2020 se centran en los precios de consumo de carne de ovino (-7,4%), pescado fresco y congelado (-2,7%), y aceites y grasas (-1,1%).

Desde mayo de 2019

En el último año, la cesta más cara de alimentos fue en frutas frescas (+16,3%), azúcar (+8,4%) otras carnes (+5,9%), carne de porcino (+5,5%), legumbres y hortalizas frescas (+4,5%), carne de ave (+2,8%), agua mineral, refrescos y zumos (+2,8%), cereales y derivados (+2,7%), productos lácteos (+2,7%), frutas en conserva y frutos secos (+2,3%) bebidas alcohólicas (+2%), carne de vacuno (+1,5%), carne de ovino (+1,3%), leche (+1,1%), preparados de legumbres y hortalizas (+1,1%), etcétera.

Por el contrario, los descensos de precios de consumo se produjeron solo en la rúbrica aceites y grasas (-5,9%), por el aceite de oliva, principalmente y en patatas y sus preparados (-0,2%).

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018