La Renta Agraria por activo ocupado subió un 3,7%, hasta 16.563,1 € en 2018

El Ministerio de Agricultura ha dado a conocer su segunda estimación sobre la evolución de la Renta Agraria de 2018, que aumentó en términos corrientes un 4,3%, hasta sumar 30.217 millones de euros (+2,9% en términos constantes).

En términos corrientes por ocupado agrario a tiempo completo, este aumento de renta fue algo mayor, del 5,2%, hasta 34.921,3 euros, debido a que disminuyó el número de ocupados agrarios en esta actividad a tiempo completo durante el último año en un 0,8% y en 6.700 Unidades de Trabajo/año (UTA), hasta los 865.300 UTAs, después de tres años de alzas consecutivas (desde 818.700 UTAs en 2015 a 872.000 UTAs en 2017).

Teniendo en cuenta un deflactor del PIB sectorial de 2018 (íncide para medir la evolución de los precios de los  bienes y servicios finales producidos por la economìa en un periodo determinado de tiempo, similar a la inflación del sector) que se incrementó un 1,38%, finalmente la Renta Agraria por UTA a precios constantes quedó en 16.563,1 euros, un 3,7% y 593,9 euros más que en el año anterior. En 2017, sin embargo, la Renta Agraria a precios constantes por UTA bajó casi un 1,6% en relación al año anterior (15.969,2 euros/UTA de 2017, frente a 16.224,5 € de 2016).

La Rama de Actividad Agraria a precios básicos experimentó un aumento en valor del  5,5% y de 2.778,2 millones de euros, hasta un total de 53.391,7 M€, nuevo récord histórico, debido fundamentalmente a la evolución de los volúmenes producidos, que experimentaron una subida del 6,6%, mientras que los precios tuvieron un comportamiento opuesto, bajando un 1% durante el pasado 2018.

La producción vegetal aumentó su valor un 7,8% y en 2.331,8 millones sobre el año anterior, hasta 32.414,1 M€, mientras que la producción animal registró un alza del 2,2% y de 415,1 millones, hasta un total de 19.214,9 millones de euros.

Más en concreto, al incremento en valor de la producción vegetal fue debida fundamente al aumento de las cantidades producidas (+8,3%), mientras que los precios unitarios experimentaron un ligero descenso del 0,6%.

En cantidades, el MAPA destaca el aumento registrado por los cereales (+43,1%), seguido por vino y mosto (+38,4%), plantas forrajeras (+25,7%), plantas industriales (+12,3%) y las frutas (+6,4%).

En cambio, bajaron en volumen la producción del patatas (-10,2%), aceite de oliva campaña 2017/18 (-7,4%), y hortalizas (-2,2%).

En precios básicos, destacó el aumento de la patata (+62,5%), seguido  por las frutas (+2,9%), hortalizas (+2,2%) y cereales (+1,3%). Por el  contrario, descendieron los precios del aceite de oliva (-23,7%), vino y mosto (-8%), plantas industriales (-5,9%) y plantas forrajeras (-2,3%).

En la producción animal, el aumento del 2,2% de su valor fue debido al alza de las cantidades producidas (+4,3%), mientras que, por el contrario, los precios  experimentaron un descenso del 2%.

En cantidades, aumentaron las producciones de huevos (+7%), porcino (+6%), aves (+5,5%), ovino-caprino (+3,5%), bovino (+3%) y leche (+1,2%), y bajó el equino (-9,4%).

En los precios básicos, crecieron los huevos (+1,8%), leche (+1,8%), aves (+1,7%) y bovino (+0,01%), frente a descensos en porcino (-6,5%), equino (-3%), ovino-caprino (-0,6%).

Subvenciones

Las subvenciones al sector agrario durante el pasado año aumentaron un 0,5%, situándose en un total de  6.557,6 millones de euros, incluidos unos 787,9 millones de «subvenciones a los productos», que se suman al valor de la producción de la rama agraria y 5.769,7 millones de euros, en los que se incluyen los pagos directos de la PAC.

Consumos intermedios

Por otro lado, el gasto del sector agrario en consumos intermedios (insumos y servicios) experimentaron, según el MAPA, un incremento del  valor del 6,3% y de 1.370 millones de euros, hasta sumar un total de 23.204,7 millones de euros, debido a un incremento del 3,3% en precios, acompañado también por un aumento del 2,9% en las cantidades consumidas.

Por volúmenes, se produjeron aumentos en «inputs» como fertilizantes (+7,4%), piensos (+4,3%),  gastos veterinarios (+4,3%), semillas y plantones (+1,7%) y energía (+0,2%), mientras que experimentó un ligero descenso el gasto en servicios agrarios (-0,3%).

En cuanto a los precios, se produjeron, según el MAPA, subidas generalizadas en todos los consumos intermedios, destacando los aumentos en energía (+12,5%), semillas y plantones (+4,5%), otros bienes y servicios (+3,7%), servicios agrarios (+2,9%), fertilizantes (+2,6%), piensos  (+2,3%), productos fitosanitarios (+1,3%) y gastos veterinarios (+0,5%).

VAB y renta agraria

El Valor Añadido Bruto (VAB) de la producción agraria, resultado de restar los consumos intermedios al valor corriente a precios básicos de la producción de la rama agraria se quedó en 30.187 M€, esto es un 4,9% y 1.408,2 millones más en 2018 que en el año anterior.

Para calcular la renta agraria a precios corrientes de 2018 se le restó a los 30.187 M€ del VAB las amortizaciones, que sumaron 5.322,9 M€  (+2,64% y 137 millones más) y otros impuestos, que fueron de 416,8 M€ (+8,7% y 33,3 millones más) y, por el contrario, se le suman las «otras subvenciones» (pagos directos de la PAC, principalmente) por valor de 5.769,7 M€ (+0,4% y 20,8 millones más). El resultado son los 30.217 M€ a precios corrientes como Renta Agraria, con un alza del 4,3% en 2018 sobre el año anterior.

Tras esta segunda estimación, quedará una tercera para el mes de octubre de 2019, en el que se dará ya a conocer el resultado definitivo de la Renta Agraria de 2017, habiendo que esperar hasta octubre de 2020 (cuarta estimación)  para conocer el dato definitivo de la Renta Agraria del pasado año.

Documento pdf Renta Agraria 2018 2ª Estimación. MAPA : cea20182estimacionenero2019_tcm30-502558


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018