Salidas récord al mercado de más de 140.000 t de aceite de oliva en septiembre, fin de 2018/19

La campaña 2018/19 se dio por concluida  el pasado 30  de  septiembre con unas salidas de  aceite  de  oliva al mercado  de  algo  más de  140.000 toneladas, según las  cifras avanzadas, muy provisionales aún, de la Agencia de Información y  Control Alimentarios (AICA).

Con los  datos, que son récord histórico para un mes de septiembre desde que se tienen registros,  las  salidas acumuladas al mercado durante  toda la  anterior campaña 2018/19 fueron de algo más de 1,55 Mt, un 14,5% más que en la campaña anterior, con algo más de 129.300 toneladas de media mensual.

Las exportaciones estimadas de  aceite de oliva habrían alcanzado alrededor de 95.000 t, acumulando unas  ventas al exterior en el conjunto de la  campaña de más de 1,01 Mt,  un 14,3% más que en 2017/18.

Por su parte, las salidas al mercado interior aparente sumaron en septiembre unas 45.340 toneladas, acumulando en la campaña 538.830 t, cerca de un 15%  más que en la campaña anterior.

La producción total  de  aceite de oliva en 2018/19 ronzó los  1,79 Mt, con un incremento del 41,8% sobre una  campaña antes. Si  a este volumen sumamos casi 375.000 t de stock de  inicio  de campaña (1 de octubre  de 2018) y unas importaciones estimadas de casi  143.500 t (-12,5%), tras calcular 9.000 t importadas en septiembre, las disponibilidades de oferta  en toda la campaña  pasada fueron de casi  2,31 Mt, un 33,4% más que en 2017/18.

Las existencias finales de aceite de  oliva, con que se habría cerrado  la campaña a 30  de septiembre fueron de 756.800 toneladas,  un volumen  que se dobló prácticamente en relación al  stock  final de  2017/18 y que garantizará que no haya problema ninguno para enlazar con la nueva campaña y tener una oferta  suficiente  para atender al  mercado interno y también internacional en  estos dos próximos meses y, al menos, hasta la llegada de la nueva producción oleícola.

De  este volumen de fin de campaña, unas 531.100 t estarían  en almazaras; apenas 29.430 t,  una cifra  bastante baja, en los depósitos del Patrimonio Comunal Olivar,  y algo más  de  196.000  t  de  aceite  de oliva en poder  de envasadores y otros operadores comerciales.

Resumen

En resumen, acaba una campaña muy difícil con algunos hitos que destacar: una producción de aceite  de oliva récord  de  casi 1,8 Mt;  unas importaciones que,  pese a este récord  de producción, han superado las 140.000 t, debido  sobre todo a  las  compras realizadas en los meses iniciales  de la misma; unas salidas al mercado de 1,55 Mt, que son de las  mejores en los últimos años,  pero que deberían haber  sido incluso más  altas,  dados  los bajos precios en origen y los  descensos de  la oferta en otros principales países productores; unas ventas al  mercado  interior que, de nuevo, posiblemente por los precios, superaron el  medio millón de toneladas;  una exportación de  más  de un millón de toneladas, que se queda por debajo del récord  de la  campaña  2013/14, que superó los  1,1  Mt, pero que es la segunda cifra más importante y, por  último, unas existencias que  son elevadas,  pero que compensarán la  importante caída de más del 30%  (entre 500.000 y 600.000 t menos) de la producción oleícola interna en la campaña 2019/20.

Punto  negro

El punto negro de  la campaña 2018/19  fueron los precios en origen granel  salida almazara,  que apenas superaron una media de 2 €/kg, frente a los 2,4-2,8 €/kg en que están cifrados los  costes  de  producción, siendo de 2,1-2,2 para el  AOVE; de poco más de los 2 €/kg para el virgen, aunque con semanas por debajo de ese suelo,  y de menos de esa cifra y hasta 1,95 €/kg para el lampante destinado a refino.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018