La cadena agroalimentaria europea demanda certeza y seguridad a medida que el Brexit se acerca

Una semana antes de la fecha potencialmente prevista -29 de marzo- para que Reino Unido abandone la Unión Europea y antes de una reunión crucial del Consejo Europeo en estos próximos días, las organizaciones que representan la cadena agroalimentaria (Copa- Cogeca (producción agraria y cooperativas), CELCAA (Comité Europeo de Enlace del Comercio Agrícola y Alimentario) y FoodDrinkEurope (la industria de transformación de alimentos y bebidas) a nivel comunitario reiteramos las preocupaciones en relación a un no- acuerdo («no-deal»).

El sector agroalimentario sería, sin duda, uno de los sectores que sufrirían por un Brexit desordenado, debido a sus cadenas de suministro, complejas y altamente integradas, su grado de procesado de los alimentos al momento («just in time») y su dependencia de productos perecederos.

Sin embargo, estas organizaciones de la cadena de suministro alimentario reconocen que, en última instancia, serán los consumidores, tanto en el Reino Unido como en la UE-27, los que sufrirán la peor parte del Brexit, al verse interrumpido el acceso a los alimentos que disfrutan y, en algunos casos, que necesitan ahora.

El contexto actual de incertidumbre es muy perjudicial para los sectores agroalimentarios de la UE y del Reino Unido. La extensión del Artículo 50 más allá del 29 de marzo podría ayudar al sector agroalimentario a prepararse mejor para el Brexit, pero solo debería ser aprobado por los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE si contribuye a una salida de RU más ordenada y, por lo tanto, proporciona previsibilidad a los operadores.

La cadena agroalimentaria de la UE reitera que el Acuerdo de retirada y la Declaración política sobre la relación futura entre la UE y Reino Unido, tal como se negoció, representan la mejor manera de avanzar para nuestro sector.

A falta de aceptación de este acuerdo, el COPA-Cogeca, el CELCAA y FoodDrinkEurope continuarán pidiendo a las instituciones de la UE que adopten medidas apropiadas de contingencia unilaterales y específicas para el sector agroalimentario de la UE e introduzcan también medidas de mercado que logren mitigar los impactos extremadamente negativos.

Por último, estas organizaciones instan a ambas partes (UE y RU) a acordar rápidamente su futura relación y, por tanto, proporcionar claridad y seguridad a las empresas del sector productor, de la industria transformadora de alimentos y  bebidas  y del comercio agrario y agroalimentario.

NOTA DE ÚLTIMA HORA

La primera ministra, Theresa May, afirmó este 20 de marzo en el Parlamento británico su petición formal de prórroga de la fecha límite para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) hasta 30 de junio. Ahora tendrá que ser el Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que se reúne a finales de esta semana, el que decida si acepta esa nueva fecha, lo que tendría que hacerse por unanimidad de los 27.  Además, en la petición formal que haga May a la UE deberá concretarse el por qué y el para qué solicita esa prórroga de 3 meses. Desde la UE ya se ha dicho que el acuerdo entre UE y RU no se abrirá, ni se renegociará de nuevo, por lo que todo pasa por que May logre aprobar dicho acuerdo en una tercera votación, que el «speaker» de Westminster se niega a otorgar al Gobierno y a realizar, salvo que se introduzcan cambios sustanciales (lo que no parece el caso) en el mismo. Por tanto, se prorroga la fecha de salida de RU de la UE, los británicos no participarán en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo, pero la incertidumbre continúa para las empresas.

Carta de Theresa May a Donald Tusk, presidente del Consejo de la UE. [EN]:  CartaMayaTusk200319


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018