Frutas y hortalizas frescas repuntaron en sus precios de consumo del IPC de febrero

Subidas de más del 3% mensual de los precios en la cesta de la compra, a pesar de los muy bajos precios de origen.

El grupo de Alimentos y bebidas no alcohólicas subió un 0,3% en el Índice de Precios de Consumo (IPC) de febrero pasado,  según el Instituto Nacional de Estadística (INE), acumulando un alza del 0,2% en los dos primeros meses de 2019 y del 1,4% en relación al mismo mes del año anterior.

A su vez,  el IPC general se apuntó un 0,2%,  aunque en los dos primeros meses de 2019 registra un descenso del 1% , acumulando, por el contrario, una subida del 1,1% en un año.

Los alimentos con elaboración,  bebidas y tabaco tuvieron un alza del 0,1%  en la cesta de la compra, acumulando esa  misma décima porcentual en lo que va de año y un 0,4% desde febrero de 2018.

Por contra, los alimentos sin elaboración registraron un alza del 0,7%, acumulan un 0,5% en los dos primeros meses de 2019 y suben nada menos que un 3,4% en el último año.

Los grupos de  alimentos con repercusión inflacionista en el IPC general durante febrero fueron las frutas, con un alza del 2,9% (repercusión de +0,055 puntos porcentuales en la subida del  0,2% del IPC general) y las legumbres y hortalizas, con un 2,1% (+0,039% en el IPC general).

No obstante, las frutas frescas repuntaron un 3,4% en febrero, sumando un 1,5%  en lo que va de año y un 3,2% desde ese mes de 2018, mientras que las legumbres y hortalizas frescas registraron un alza del 3,1% en el mes,  del 6,2% en los dos primeros meses de 2019 y del 10,3% en un año.

Se constata así que, a pesar de unos precios en origen bastante bajos, sobre todo en determinadas hortalizas y en cítricos, los PVP al consumidor han continuado al alza, reflejo de que el penúltimo eslabón de la cadena de  valor utiliza los productos frescos perecederos en sus lineales de consumo habitual no solo como reclamo, sino también para ampliar sus márgenes de beneficio y rentabilidad.

La mayor bajada fue en  alimentación en pescado y marisco, con un descenso del 1,6% en febrero (-0,036% de repercusión en el IPC).

Además de estas  dos  rúbricas alimentarias subieron precios de  consumo las patatas y sus preparados (+1,5%,  acumulando un 3,3%  en 2019 y un 13,8% desde febrero de 2018);  el agua mineral, refrescos y zumos (+0,8%),  las bebidas alcohólicas (+0,7%) los preparados de legumbres y hortalizas (+0,5%);  el pan y cereales (+0,3%) o la carne de ave (+0,4%).

Entre los descensos está en febrero los precios de consumo de carne de ovino (-3,4%, aunque aún sube un 2% en un año),los aceites y grasas (solo un -1,4%, a pesar de la fuerte caída del precio de origen del aceite  de oliva, aunque este grupo acumula un descenso del 13,4%  anual); la fruta en conserva y frutos secos (-0,5%), la leche (-0,7%),  productos lácteos (-0,2%) y  el azúcar (-0,2%).

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018