Las frutas frescas recortan sus precios de consumo un 6,4% en el IPC de noviembre

El grupo de Alimentación y bebidas alcohólicas redujo un 0,5% su tasa de inflación en el pasado mes de noviembre, según los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC).

En los once meses de 2018, este grupo sube un 1,5%, frente al 1,6% del IPC general y en relación al mismo mes del pasado año un 1,4%, menos que el 1,7% de todo el índice, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En noviembre, principalmente subieron las hortalizas y legumbres frescas un 1,1%, así como la carne, un 0,2%, mientras que el descenso se centró en las parcelas de frutas, con una fuerte caída del 5,3% y en los aceites y grasas, con el 3,9% sobre el mes anterior. Estos descensos son debidos a que en noviembre del pasado año ambas rúbricas alimentarias se incrementaron considerablemente.

Los alimentos con elaboración, bebidas y tabaco bajaron un 0,2% en el mes, mientras que suben un 0,5% en el año y un 0,6% en el tramo interanual. Por su parte, los  alimentos sin elaboración bajaron un 1% en noviembre, pero aumentan sus precios de consumo un 3,6% en lo que va de año y un 3,5% desde noviembre  de 2017.

Se confirma así que las grandes superficies de la distribución minoristas “utilizan” los productos frescos, perecederos, como las frutas y hortalizas, como reclamo hacia  el consumidor y, sobre todo, para aumentar sus márgenes de rentabilidad de forma ajena a unos precios del productor que, en la mayor parte de los casos, siguen estancados o incluso a la baja.

Por rúbricas,  los  alimentos que más subieron en la cesta de la compra del IPC de noviembre fueron las legumbres y hortalizas frescas (+2,2%); el pescado fresco y congelado (+1,2%) y la carne de vacuno (+0,5%).

Los descensos del mes se centraron en las frutas frescas (-6,4%), frente a la fuerte subida de octubre; los aceites y grasas (-2,9%), cereales y derivados (-04%), carne de porcino (-0,2%), preparados de legumbres y hortalizas (-0,3%), productos lácteos (-0,2%), frutas en conserva y frutos secos  (-0,2%), etc.

De enero a noviembre, los alimentos más inflacionistas fueron las frutas frescas (+10,8%), las patatas y sus preparados (+8,8%), las bebidas alcohólicas (+4,8%), las  legumbres y hortalizas frescas (+3,2%), el agua mineral, refrescos y zumos (+2%)la carne de vacuno (+1,4%), el pan (+1,3%) y la carne de ave (+1,1%).

Los que más descendieron sus tasas en ese periodo fueron los aceites y grasas (-11,2%), la carne de ovino (-2,2%) y el azúcar (-0,1%).

En el último año, los alimentos con más subidas en la cesta de la compra fueron las patatas y sus preparados (+10,7%), las legumbres y hortalizas frescas (+6,5%), frutas frescas (+4,5%), las  bebidas alcohólicas (+4,3%), el pescado fresco y congelado (+3,5%), los huevos (+3,1%), el agua mineral, zumos y refrescos (+2,3%), la carne de vacuno (+2%), la carne de ave (+1,5%), etc.

Los más deflacionistas y que más redujeron sus precios de noviembre de 2017 a noviembre de este año fueron los aceites y grasas (-11,5%), el azúcar (-0,7%), la carne de ovino (-0,7%) y la leche (-0,5%).

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018