El precio de los alimentos no elaborados aumenta cuatro veces más que el IPC general

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras la publicación de los datos del INE sobre el IPC del mes de enero, denuncia el mantenimiento de los altos precios de la alimentación durante la pandemia.

El precio de los alimentos no elaborados aumenta cuatro veces más que el IPC general

Unión de Uniones destaca que los precios de los alimentos sin elaboración en el mes de enero muestran un incremento de 2,5 puntos respecto al año pasado, lo que implica una diferencia más de cuatro veces superior respecto al índice general, que muestra un incremento de 0,6 puntos. Por su parte, los alimentos elaborados se sitúan en 0,8 puntos por encima del año pasado.

Estos datos, que coinciden con la tercera ola de la pandemia, constatan la tendencia alcista de los precios de la alimentación desde que se decretase el estado de alarma y que llegaron a situarse en el mes de abril en valores cercanos a los 7 puntos en el caso de los alimentos no elaborados, según la organización.

Canarias (2,9 puntos), Galicia (2,7 puntos) y País Vasco (2,6 puntos) fueron las CC.AA. con los precios de los alimentos no elaborados más altos en 2020 respecto a las cotizaciones del año anterior (datos de diciembre).

Por el contrario, Unión de Uniones destaca que solo en La Rioja y Murcia los precios de los alimentos no elaborados se mantuvieron por debajo de la tendencia del IPC general regional.

También la organización agraria COAG destaca que los precios que perciben los agricultores por sus productos agrícolas y ganaderos se multiplican por 4,05 cuando llegan al consumidor, según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) de enero de 2021, difundido este martes por la asociación agraria COAG.

El IPOD para la producción agrícola apunta que los precios en enero se multiplicaron por 4,22, mientras que para la producción ganadera lo hizo por 3,41.

La diferencia entre el precio de origen y destino lo encabeza la patata -se multiplica por 8,85, un 785%-, al pasar de los 0,13 euros/kilo que percibe el agricultor hasta los 1,15 euros/kilo que paga el consumidor. Le sigue el limón (8,54, +754%), el ajo (7,35, +635%), la mandarina (7,26, +626%), la naranja (6,85, +585%), la cebolla (5,23, +423%) y la lechuga (5,21, +421%).

Los precios que a lo largo de la cadena alimentaria varían menos son los del aceite de oliva virgen extra (1,49, +49%), la berenjena (1,51, +51%) y el champiñón (1,66, +66%).

En el sector ganadero, los precios de carnes, huevos y leche se multiplican en una horquilla que va desde el 71 % de su cotización de origen hasta el 363%.

 

Desarrollado por eMutation New Media.