Covid-19: La actividad agraria resiste a la drástica caída de empleo y cotizantes en abril

La actividad económica de Agricultura fue la que menos paro registró en abril, aunque también subió un 2,52 % y en 4.015 personas en relación al mes anterior, hasta 163.435 desempleados en total, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Covid-19: La actividad agraria resiste a la drástica caída de empleo y cotizantes en abril

Respecto a abril de 2019, la subida del paro registrado en Agricultura fue del 9,03 % y de 13.533 desempleados, el menor incremento también en tasa interanual por sectores de actividad, pues en la construcción el desempleo subió el 31,66 %; en los servicios, el 23,95 %; y en la industria, el 18,85 %.

Abril fue el primer mes, desde 2010, en el que el paro subió en el sector primario en comparación con marzo en números absolutos, mientras que creció en tasa interanual a diferencia de los descensos registrados desde 2016.

Así, en abril de 2019, el paro agrícola bajó el 3,47 % mensual y el 5,88 % interanual.

De los 153.435 inscritos en la las listas del paro agrícola, unos 36.995 eran extranjeros y, de estos, 22.509 procedían de países de fuera de la Unión Europea.

Por CC.AA, Andalucía lideró las subidas del paro en Agricultura, con 2.656 parados más, hasta sumar 71.597, seguida de Comunidad Valenciana (+501 desempleados más, hasta 13.798), y Canarias (+465 nuevos, hasta los 5.087).

A nivel general en España, la cifra de personas en paro registradas en abril aumentó en 282.891 respecto al mes anterior -un nivel que no se veía desde mayo de 2016- y la cifra total de los desempleados inscritos en los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) se situó en 3,83 millones de personas.

En otras CC.AA., el paro agrario registrado bajó en Aragón (-209, hasta 3.591); en Extremadura (-721, hasta 11.034); en la Región de Murcia (-53, hasta 6.704); en la Comunidad Foral de Navarra (-44, hasta 2.068),  y en La Rioja (-205, hasta 1.590).

Por el contrario, aumentó en Asturias (+38, hasta 1.433); Islas Baleares (+135, hasta 828); Cantabria (+13, hasta 699); Castilla-La Mancha (+331, hasta 15.583); Castilla y León (+412, hasta 8.684); Cataluña (+126, hasta 8.526);  Galicia (+434 y 6.385); Comunidad de Madrid (+67, hasta 2.925); País Vasco (+70, hasta 2.764);

Cotizantes agrarios

La afiliación de trabajadores agrarios por cuenta ajena en el Sistema Especial Agrario del Régimen General de la Seguridad Social aumentó en abril un 1,41% y en 10.561 personas, respecto al mes anterior, quedando en 759.943 afiliados.

En el tramo interanual, por el contrario, descendió aún un 2,87% y en 22.418 afiliados en relación a la afiliación registrada en este sistema en abril de 2019.

La afiliación en la rama de actividad Primaria (Agricultura, Ganadería, Caza, Selvicultura y Pesca) del Régimen General de la Seguridad Social fue de 70.795 afiliados, con un descenso del 1,08% y de 773 personas durante abril con respecto al mes anterior, mientras que respecto a ese mismo mes de 2019 la reducción es del 0,25% y de 176 afiliados.

En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), la afiliación en la actividad primaria en abril fue de 266.219 personas, lo que supone un 0,09% y 228 afiliados más que en un mes antes, mientras que en el último año aumenta un 0,02% y en 50 afiliados más.

Dentro del RETA, la afiliación al Sistema Especial de Trabajadores Agrarios (SETA) por cuenta propia quedó en 185.395 afiliados, con un aumento del 0,03% y de 57 afiliados más respecto a marzo, descendiendo, por el contrario, un 0,94% y en 1.764 afiliados en relación al mes de abril de 2019.

La afiliación total a los diferentes regímenes de cotización a la Seguridad Social fue de 18.458.667 personas, con un descenso del 2,88% y en 548.093 cotizantes, mientras que en relación a abril de 2019 el recorte es del 4,01% y de 771.695 cotizantes.

ERTEs en Abril

Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) por fuerza mayor en el sector de la agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados afectaron a un promedio en abril de 2.122 personas; en silvicultura y explotación forestal, a 438 personas; en pesca y acuicultura, a 1.276 personas; en la industria de la alimentación, a 22.125 personas; en la fabricación de bebidas, a 4.566 personas; en la industria del tabaco, a 46 personas; en los servicios de comidas y bebidas, a 559.570 personas (24,2% del total) ; en actividades veterinarias, a 2.148 personas, y en total, a 2.308.465 personas en el conjunto de las actividades económicas.