Brexit: CEMA pide un acuerdo comercial de aranceles cero entre la UE-27 y Reino Unido

La patronal europea de fabricantes de maquinaria agrícola (CEMA) ha expresado su apoyo a la demanda general de la comunidad empresarial europea para mantener la relación económica futura lo más cercana posible entre la UE-27 y Reino Unido,  al tiempo que se preserva la integridad del mercado único.

Los fabricantes europeos de maquinaria y soluciones agrícolas avanzadas han subrayado durante mucho tiempo las grandes preocupaciones que albergan con respecto al Brexit y las consecuencias económicas potencialmente adversas para la industria de la maquinaria agrícola y la comunidad agrícola.

«Seguimos previendo un impacto negativo en: las cadenas de suministro de los fabricantes, el propio mercado de maquinaria agrícola de Reino Unido, los ingresos de agricultores y contratistas agrícolas tanto en Reino Unido como en la UE-27 (y, por lo tanto, en los principales clientes de la industria de maquinaria agrícola)», apuntan desde el CEMA.

La patronal europea de fabricantes de maquinaria sigue estando muy preocupada por un escenario sin acuerdo, en el que ambas partes recurrirían para disolver discrepancias a la Organización Mundial del Comercio a partir del 1 de enero de 2021.

«Por lo tanto, seguimos pidiendo que se alcance el acuerdo comercial más completo posible entre el Reino Unido y la UE-27, que prevea aranceles y cuotas cero para todos los bienes que entren tanto en Reino Unido y en el mercado único, así como un acuerdo ambicioso en servicios».

«En particular, se debe prestar atención a las normas de origen, motores y componentes, productos semiacabados, maquinaria, así como a la movilidad de los trabajadores y los servicios relacionados con la maquinaria y las soluciones agrícolas (antes y después de la venta)», añaden.

Los fabricantes también reclaman la la libre circulación de equipos de segunda mano que cumplan con la normativa de la UE, así como la integración de la economía digital y los flujos de datos .

Finalmente, apuntan, se debe evitar la posible reintroducción de trámites fronterizos costosos y que consumen mucho tiempo mediante procedimientos personalizados simplificados e integración orientada a procesos versus una carga administrativa innecesaria basada en transacciones.

«En lo que respecta a las relaciones comerciales con terceros países, dado que nuestras cadenas de producción y suministro europeas han estado integradas durante mucho tiempo en el mercado único, ambos socios deben cooperar y coordinarse cuidadosamente para evitar interrupciones y mitigar daños», continúa el comunicado.

En el cuestiones regulatorias el CEMA apuesta por una incorporación completa por parte del Reino Unido del «acervo comunitario» aplicable. Pero también se debe encontrar una solución pragmática para garantizar la alineación y evitar divergencias en el tiempo con las normas y estándares europeos.

«Por lo tanto, pedimos a los negociadores que aclaren urgentemente su posición cuando se trata de la alineación dinámica y automática de las disposiciones y estándares regulatorios aplicables a nuestros productos, así como otras disposiciones de igualdad de condiciones, para garantizar un comercio justo y sin fricciones de maquinaria y componentes» , concluyen.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018