Por una PAC de gestión comunitaria, con apoyo directo a los agricultores y protección al medio ambiente

 Los resultados de la consulta indican que la PAC se gestiona mejor a escala de la UE, centrándose en los aspectos esenciales de las ayudas directas a los agricultores y la protección del medio ambiente.

Los ciudadanos europeos creen que la política agrícola debe seguir gestionándose a escala de la UE y que sus dos principales objetivos han de ser ayudar a los agricultores y proteger el medio ambiente.

Estas son algunas de las principales conclusiones de la consulta pública sobre la modernización y simplificación de la política agrícola común (PAC), que se hizo pública el viernes 7 de julio y que recibió más de 322 000 contribuciones de un amplio abanico de partes interesadas, entre ellas agricultores, ciudadanos, organizaciones y otros interesados.

En su intervención en la conferencia titulada «La PAC: Denos su opinión», celebrada Bruselas para presentar las conclusiones de la citada consulta, Phil Hogan, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, declaró que “damos un nuevo paso adelante en nuestro camino hacia la futura Política Agrícola Común, ofreciendo a las partes interesadas la oportunidad de seguir contribuyendo al debate”.

 “La respuesta a la consulta pública, añadió,  muestra el nivel de interés en la PAC, que sigue apoyando a un sector agrario dinámico, garantiza la seguridad y calidad de los alimentos para 508 millones de ciudadanos y proporciona importantes inversiones en las zonas rurales».

El elevado nivel de participación en la consulta puso de relieve que la agricultura y su papel en la sociedad se han convertido en una cuestión cada vez más importante para muchos ciudadanos europeos.

La gran mayoría de los participantes en la consulta (90 %) afirmó que la gestión de la política agrícola a nivel europeo presenta un valor añadido real, ya que garantiza la igualdad de condiciones dentro del mercado único y vela por que la agricultura pueda responder de manera más eficaz a retos comunes tales como la protección del medio ambiente (85 %) y la lucha contra el cambio climático (73%).

También se mencionan con frecuencia la necesidad de mantener la cohesión económica, social y territorial en el conjunto de la UE (86 %) y la necesidad de contar con un marco común de intercambio de buenas prácticas (91 %).

 Objetivos claros

Los resultados de la consulta son palmarios en cuanto a los objetivos que la PAC debe alcanzar. Uno de los objetivos primordiales es garantizar un nivel de vida equitativo a los agricultores, pues la mayoría de los participantes en la consulta (88 %) reconoce que las rentas agrícolas son inferiores a la media de la UE y que los agricultores reciben tan solo una pequeña parte del precio que paga el consumidor final por los productos alimenticios (97 %).

Las ayudas directas a la renta de los agricultores se consideran la mejor manera de lograr este objetivo (66 % de los participantes).

El otro gran objetivo de la PAC ha de ser animar a los agricultores a desempeñar la función que les corresponde en la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente, el mantenimiento de la biodiversidad, la reducción de la degradación del suelo y un uso más sostenible de plaguicidas y fertilizantes.

También se desprende de los resultados de la consulta que tanto los ciudadanos, como los agricultores quieren que la futura PAC sea más sencilla y menos burocrática para estar a la altura de estos retos.

Los resultados de la consulta se tendrán en cuenta en el análisis que está efectuando actualmente la Comisión sobre el futuro de la alimentación y de la agricultura. Tras la evaluación de impacto de las posibles propuestas de políticas futuras, se elaborará una comunicación sobre la modernización y la simplificación de la PAC, que está prevista para los primeros meses de 2018.

 Contexto

La consulta pública online sobre la modernización y la simplificación de la PAC se desarrolló del 2 de febrero al 2 de mayo de 2017. Estaba abierta a todos los ciudadanos y organizaciones interesados y se articulaba en torno a un cuestionario en las 23 lenguas oficiales de la Unión Europea.

El objetivo de la consulta era recabar las opiniones de los agricultores, sus organizaciones y otras partes interesadas, sobre tres cuestiones principales: la agricultura, las zonas rurales y la PAC actual; los objetivos y la gobernanza de la PAC; y la agricultura, las zonas rurales y el futuro de la PAC.

Estaba integrada por 28 preguntas con respuesta obligatoria (respuesta múltiple), cinco preguntas de respuesta libre y ofrecía la posibilidad de cargar documentos de posición.

Buena acogida

El COPA-Cogeca, que defiende los intereses de los productores agrarios y de sus cooperativas en la UE,  acogió favorablemente los resultados de la consulta pública de la UE sobre la futura PAC, que arrojan que la idea de una política agrícola común sólida y más simple, y respaldada por suficiente financiación goza de buen apoyo.

Durante la conferencia, el vicepresidente de la Comisión de la UE, Jyrki Katainen hizo hincapié en que la agricultura de la UE no es sólo producir alimentos, sino también salvaguarda del medio ambiente, creación de puestos de trabajo y crecimiento económico, por lo que debe ayudarse a los agricultores y a sus cooperativas.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Czeslaw Siekierski, puso de manifiesto el bajo nivel de la renta agraria, aproximadamente el 40% de la media de los ingresos de la UE, de lo cual debe ser consciente la opinión pública.

La presidencia estonia del Consejo de la UE dejó claro que su prioridad principal para este segundo semestre de 2017 será progresar en el diseño de la futura PAC.

En reacción a los resultados de la consulta pública, el presidente del COPA, Martin Merrild, declaró acoger con satisfacción sus resultados,, ya que demuestran que tanto los agricultores, como los ciudadanos ven la necesidad de disponer de una PAC sólida en el futuro, que salga reforzada y sea más simple, para que pueda acometer mejor los retos del cambio climático, la volatilidad de los mercados y la despoblación rural.

Merrild inistió en el miedo que inspira cada vez más el éxodo rural y la necesidad de innovación, relevo generacional, así como de la reducción del número de inspecciones y controles para reducir la burocracia, aumentar las inversiones y mejorar el acceso a la financiación.

También se planteó la cuestión de cómo afrontar mejor el doble reto, tanto ambiental como económico. En el COPA- Cogeca seguiremos examinando esta cuestión, añadió, porque lo que queremos es una evolución de la PAC y arreglar lo que no funciona para que quede garantizada una PAC más sostenible y competitiva en el futuro.”

Por su parte y en conclusión, el secretario general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen, declaró que “los agricultores y sus cooperativas se han comprometido a trabajar para que la PAC funcione en el futuro y para que mejore la posición de los agricultores en la cadena alimentaria”.

Las cooperativas desempeñan un importante papel a este respecto, añadió Pesonen,  ya que pueden ayudar a los agricultores a conseguir mejores ingresos por la venta de sus productos. Seguiremos trabajando esta temática, con vistas a la Comunicación de la Comisión, que se espera para los próximos meses, concluyó.”


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015