Phill Hogan pone de ejemplo a los cambios estructurales del sector porcino español

El comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, y la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en funciones, Isabel García Tejerina, han alabado los avances estructurales en el sector porcino comunitario y en especial en España desde la década de los años 90 en unas jornadas internacionales sobre porcino de capa blanca organizadas en Madrid por la interprofesional Interporc.

Hogan -que comenzó ayer una visita a España y hoy celebró también un encuentro sobre política agraria en Toledo- ha participado esta mañana en estas jornadas en las que ambos han valorado el trabajo de integración en el sector español en las últimas décadas, así como sus elevados estándares de calidad medioambiental, sanitaria y alimentaria.

El comisario europeo ha subrayado que los “cambios estructurales” en el sector porcino español han sido “fundamentales” para su desarrollo y son “un ejemplo” de lo que “hay que hacer” en otros ámbitos agroalimentarios. Por ello, ha augurado un “futuro brillante” al porcino siempre que se “prosiga con la profesionalidad, la competitividad y la integración”, además de estar “alerta” para ser los primeros en el mercado internacional.

El comisario ha reconocido que en el seno de la Unión Europea ha habido “muchos debates” sobre las dificultades de este sector, especialmente desde la entrada en vigor del embargo ruso a los productos agroalimentarios. No obstante, ha defendido que la Comisión ha dado “la asistencia necesaria” para “resolver estas dificultades”.

En cuanto al mercado, ha resaltado la recuperación de los precios medios del porcino en la UE gracias al “equilibrio positivo” entre la oferta y la demanda, pero que “hay que ser cautos” y “no ignorar los riesgos potenciales que pudieran surgir, como ocurrió con Rusia”.

Sobre los estándares de calidad en los sistemas de producción europeos -implantados también en el porcino-, ha reiterado que “siempre se mantendrán esos niveles, independientemente de los acuerdos comerciales que la UE cierra con países terceros” (en clara alusión a la negociación del TTIP entre UE y Estados Unidos).

Por su parte, García Tejerina ha centrado una parte de su intervención en los acuerdos internacionales de comercio porque son “cruciales” para el futuro económico de los países que los suscriban y de sectores agroalimentarios como el porcino.

La ministra ha remarcado los avances en materia de sanidad y seguridad alimentaria implementados en España desde los años 90, cuando las cuestiones sanitarias “suponían una limitación para los movimientos de animales y sus productos” tanto dentro como fuera del país. “Desde entonces, el sector porcino español no ha dejado de crecer y, aunque ha atravesado épocas delicadas, lo cierto es que el camino recorrido ha permitido situarlo como uno de los más pujantes de la economía española”, ha agregado.

A su juicio, lo logrado “no ha sido por casualidad”, sino que es fruto de “factores clave” como la perseverancia en el empeño, la unión de esfuerzos entre los recursos públicos y privados, la suma de voluntades y el “tener las ideas claras y saber hasta dónde se quería llegar”.

Según sus datos, el censo a mayo de 2016 de 27,5 millones de cerdos, lo que sitúa al sector en el primer lugar comunitario y tercero del mundo; en exportaciones, ha destacado los 1,9 millones de toneladas vendidas el año pasado, que establece a España como cuarta potencia mundial.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015