Los precios medios de las tierras repuntaron un 1,7% en 2014, tras dos años de caídas

Los precios de las tierras aumentaron un 1,7% y en 172 €/hectárea de media a precios corrientes (2% en términos reales o constantes) durante el año 2014, alcanzando un valor de 10.127 €/ha. Se  rompe así  con el retroceso registrado en los años 2012 (10.017 €/ha) y 2013 (9.955 €/ha), pero se queda  aún por debajo de los de 2011 (10.358 €/ha), según la  habitual, pero tardía, encuesta estadística,  dada a conocer por el Ministerio de Agricultura.

La justificación de esta subida se centra en la garantía de las subvenciones agrarias de la Política Agrícola Común (PAC), que se conceden por superficie, hasta al menos el año 2020,  más incluso que en la propia rentabilidad de los diferentes cultivos agrícolas y aprovechamientos ganaderos, con algunas excepciones, como los regadíos en frutas, salvo cítricos, y hortalizas, así como en la desviación de su uso para otros intereses no agrícolas (infranestructuras, construcción, turismo, ocio, servicios…) de capa caída en estos  últimos  años de crisis.

En todo caso, las tierras destinadas a su cultivo,elevan su precio un2,4% y en282 €/jha, hasta una media de 12.192 €/ha, mientras que, por el contrario, las que se destinan a aprovechamientos por el ganado (prados y pasatos) bajan un 2,8% y en128 €, hasta una media de 4.516 €/ha.

Las  tierras de cultivo con incrementos positivos más pronunciados corresponden a frutales carnosos de regadío (+8,8%); tierras de labor de regadío (+6,15) y cultivos protegidos de regadío (+4,9%), mientras que los descensos se centran en las tierras ocupadas por mandarino de regadío (-10,2%); naranjo de regadío (-8,2%),viñedo de mesa de regadío (-6,2%); fresón (-5,6%) y frutales de hueso de secano (-4,7%).

El descenso de los precios medios de las  tierras para aprovechamiento del  gandao se debe a la reducción de las cotizaciones de los prados(-5,7% en secano y-1,7% en regadío) y de los pastizales de secano (-0,5%).

Por CC.AA., los descensos más acusados se producen en Cantabria (-11,4%), Comunidad Valenciana (-5,7%) y País Vasco (-4,3%), mientras que el mayor incremento se da en Aragón (+24,8%), debido a la apreciación de las tierras de labor de regadío, que pasan de 10.255 a 14.880 €/ha de media).  De forma mucho más moderada se incrementan los precios en Castilla y León (+4%); Baleares (+2,9%) y Regón de Murcia (+2,1%), manteniéndose estables en Asturias y Canarias.

Más en concreto, en las tierras de mayor superficie,  la apreciación del 2,7% en los precios de las tierras de labor de secano,hasta una media de 6.622 €/ha, es debida al incremento de los precios en Aragón (+14,3%);  Castilla y León (+5,3%) y Castilla-La Mancha (+1,9%), frente a la  disminución del 0,8% en Andalucía.

Las tierras de labor de regadío aumentan de precio, hasta 17.272 €/ha, sobre todo debido a la variación al alza en Aragón (+45,1%) y Castilla y León (+2,9%), frente al descenso en Andalucía (-1,2%) y la estabilidad de Castilla-La Mancha (-0,1%):

En frutales de fruto seco de secano, el aumento del  precio medio de la tierra del3,8%, hasta 8.107 €/ha; se debe al incremento de valor en las cinco CC.AA. más significativas en este cultivo: Aragón (+9,6%), Región de Murcia (+7,1%) y Comunidad Valenciana (+5,2%).

En viñedo de transformación de secano, el aumento del 3,6%, hasta 14.006 €/ha,  se produce fundamentalmente por Castilla-La Mancha (+9,6%),que representa el 45,2%del cultivo;  y en menor medida por Cataluña (+13%), Castilla y León (+7,1%) y Extremaduara (+1%), frente al ligero descenso de la C.Valenciana (-0,2%).

En olivar de transformación de secano, el aumento global del 2,3%, hasta 18.487 €/ha,  de los precios se debe a Andalucía, que pondera en un 57%  del  tota y que registra un aumento del  3,8%, contrarretando la caída de  Cataluña (-5,6%) y Castilla-La Mancha (-3,9%).

En los prados naturales de secano, salvo en Asturias, donde el precio se mantiene estable, todas las CC.AA. significativas ven reducido su precio: Cantabria (-11,4%); Galicia (-6,1%) y Castilla y León (-2,2%), con un precio medio nacional de 11.012 €/ha.

En pastizales,  la reducción del precio (-0,5%), hasta una media de 3.032 €/ha,  se debe a la variación negativa en Andalucía (-2,9%) y Castilla y León (-0,4%), que suman casi la mitad de la Superficia Agraria Útil (SAU) efectiva,a lo que se une Castilla-La Mancha (-6,2%).

En relación a otros cultivos, las hortalizas al aire ligre de regadío bajan un 2% su precio medio, hasta 30.566 €/ha; los cultivos protegidos de regadío, en cambio, repuntan un4,9%, hasta una media de 165.468 €/ha; las tierras destinadas al arroz bajan un 2,9%, hasta 27.745 €/ha.

También se ven descensos importantes en frutales cítricos del 7,2% de media, hasta 38.376 €/ha, mientras que en frutales no cítricos sucede lo contrario, con un repunte del 2,7%, hasta 17.784 €/ha,gracias al repunto de los frutales carnosos de regadío del 8,8%, hasta 81.708 €/ha, así como en los frutales de fruto seco de secano (+3,8%, hasta 8.107 €/ha) y de regadío (+3,8%, hasta 22.695 €/ha), frente a la estabilidad de los frutales de hueso y pepita.

La platanera no experimenta cambio alguno en su precio medio, no se sabe si por falta de información estadística proporcionada por la Comunidad de Canarias, manteniéndose en los 207.973€/ha del año anterior,  el más elevado de todos los  cultivos.

 

 

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015