La disponibilidad de tierras es el problema principal de más de la mitad de los agricultores jóvenes de la UE

Casi el 61% de los jóvenes agricultores de la Unión Europea ven la disponibilidad de tierras para su adquisición y el 57% para su arrendamiento como el reto  más difícil al que se enfrentan, debido muchas veces a cuestiones tales como las leyes sobre la propiedad de la tierra, las reglas sobre la herencia, y los precios de este medio de producción, de acuerdo con un nuevo estudio externo, encargado y publicado por la Comisión Europea.

Este informe se realizó a partir de entrevistas a más de 2 200 jóvenes agricultores de toda la UE, con el fin de identificar los principales desafíos a los que se enfrenta este colectivo en cada Estado miembro y muestra que el acceso a los créditos (33,4%)  y a los subsidios o ayudas (38,4%) se perciben también como difíciles para más de un tercio de los agricultores jóvenes

Según la Comisión Europea, hay relativamente poca diferencia en estos temas entre los jóvenes agricultores de la UE-15, los Estados miembros más antiguos, y los de la UE-13, los socios más nuevos del club comunitario.

En cambio, en cuestiones tales como el acceso a mano de obra calificada (33%) , a los trabajadores a tiempo parcial o temporeros (20,65) y a la  maquinaria (27%), existe claramente un mayor problema para los jóvenes agricultores de los nuevos Estados miembros de la UE, que los de los antiguos socios.

Este estudio también detalla que los jóvenes agricultores no tienen en cuenta el conocimiento y la formación como elementos cruciales para el desarrollo de su actividad. En su opinión, el conocimiento y el aprendizaje pueden lograrse fácilmente y, por tanto, se perciben como menos acuciantes que otras necesidades.

Un vistazo a las fuentes de conocimiento y de información muestra que cuando los jóvenes agricultores buscan información, lo primero que hacen es consultar a otros agricultores, luego acuden a una asociación de agricultores, y también a asesores y agentes de extensión agraria, así como a consultores privados.

Internet y los programas de intercambio son igualmente fuentes vitales de información y muestran, por ejemplo, que los agricultores jóvenes con mayores niveles de formación están más dispuestos a utilizar estos programas de intercambio con otros jóvenes.

El informe también se detiene en las diferentes formas de intercambio que ya están en marcha y, además, proporciona una guía para que estos programas tengan éxito.

La Comisión de Agricultura de la UE encargó este estudio externo a Ecorys, en cooperación con LEI Wageningen UR y Aequator Groen & Romte.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015