La Dermatosis Nodular Contagiosa (DNC) en bovinos sigue su avance en la zona de los Balcanes

En Bulgaria se han detectado los dos primeros focos en la zona norte del país y Serbia ha declarado su primer foco

La Dermatosis Nodular Contagiosa (DNC) es una enfermedad vírica de declaración obligatoria que afecta a ganado bovino, en el que puede provocar graves pérdidas, sin que afecte a las personas. Se mantiene de forma endémica en gran parte de África y Asia, incluyendo Turquía, y se transmite principalmente mediante vectores mecánicos.

El 21 de agosto de 2015 Grecia declaró la aparición de DNC por primera vez en su territorio. Desde entonces hasta el 21 de enero de 2016 han declarado a la OIE 117 focos de la enfermedad, localizados en las regiones de Macedonia Central, Macedonia Oriental y Tracia, que han afectado a un total de 532 bovinos en los que se dio la aparición de sintomatología compatible, habiéndose sacrificado en ese periodo 6.000 bovinos en las explotaciones positivas.

Para frenar el avance de la enfermedad Grecia decidió aplicar vacunación en las zonas afectadas, así como en las zonas en riesgo cercanas o limítrofes con las afectadas. La situación en Grecia parecía estar controlada hasta que en el mes de abril los Servicios Veterinarios Oficiales griegos volvían a notificar tres nuevos focos, dos el 6 y uno el 12 de abril de 2016, desde entonces hasta hoy se han declarado en Grecia un total de 50 focos, lo que indica que el virus sigue circulando en esta región.

El 13 de abril de 2016 Bulgaria comunicó los dos primeros focos de la enfermedad en la región de Haskovo (en la zona sureste del país), en dos localidades pertenecientes al municipio de Dimitrovgrad separadas entre sí 5 Km y bastante alejadas de la frontera con Grecia. Desde entonces, y pese a las medias de sacrificio, restricciones de movimiento y vacunación instauradas por los SVO, la infección no ha parado de avanzar, siendo a día de hoy un total de 155 los focos declarados en diversas regiones del sur y norte del país, estando ya presente a 30 km de la frontera con Rumanía.

El 22 de abril de 2016 la República de Macedonia declaraba el primer foco en la zona este del país cerca de la fronteras con Bulgaria y Grecia; a día de hoy son ya 21 los focos declarado por este país.

Finalmente, Serbia declaraba el 8 de junio el primer foco de la enfermedad en una explotación cerca de la frontera oeste de Bulgaria.

Las principales medidas que se están aplicando en los países afectados en la UE son el sacrificio de los animales susceptibles en las explotaciones afectadas, la restricción de los movimientos en las zonas infectadas, desinsectación de instalaciones y animales, y vacunación de los animales susceptibles.

Para ello, la UE ha puesto a disposición de estos países un banco de vacunas frente al virus de la DNC que están siendo empleadas por los países afectados, si bien el número de dosis disponible hasta el momento es limitado respecto al número total de animales susceptibles objeto de vacunación.

Por lo tanto, la circulación del virus de la DNC sigue activa en la región de los Balcanes, siendo ya 4 los países afectados por la misma pese a las medidas instauradas: Grecia, Bulgaria, la República de Macedonia y Serbia. La rápida expansión experimentada, así como la época del año en la que estamos, que favorece el papel de los vectores como transmisores de la infección, hace que el riesgo de avance hacia nuevos territorios de la UE sea alto.

Ante la situación de la enfermedad en los Balcanes, desde el MAGRAMA queremos resaltar la importancia de la comunicación inmediata de cualquier síntoma compatible con la enfermedad, así como de la aplicación de medidas de control en movimientos de riesgo.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015