La Conferencia del Mapama para debatir sobre la futura PAC se prevé para finales de marzo

El Ministerio de Agricultura prevé convocar una conferencia sobre la futura Política Agraria Común (PAC) 2021-2027 en la última semana del próximo mes de marzo,  durará un par de días, y en la misma se espera contar con el actual comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la UE, Phil Hogan.

Los debates se llevarán a cabo a partir de un documento base que tiene previsto presentar este departamento, que contemplará los distintos enfoques que se presentan para la aplicación de la PAC a partir de 2021, si es que para esa fecha se cuenta ya con una nueva reglamentación comunitaria.

Algo que se ve como bastante complicado por la premura del tiempo y por diversas cuestiones institucionales en estos dos-tres próximos años (Brexit, citas electorales en Francia y Alemania, negociación de las perspectivas financieras de la UE 2021-2017, elecciones al Parlamento Europeo, nueva Comisión Europea…etc.) que dificultarán cumplir con el calendario temporal.

A la Conferencia se invitará a todos los consejeros de Agricultura de las 17 Comunidades Autónomas del país, así como a sus equipos principales respectivos,  a los representantes de las distintas organizaciones profesionales agrarias y de cooperativas del sector,  así como a personas, entidades o asociaciones que pudieran estar interesados en este proceso de debate de ideas.

Una de las cuestiones importantes de debate, que ya deja vislumbrar la consulta pública convocada por la Comisión Europea, es tener que volver a encontrar argumentos ante la opinión pública que justifiquen el dinero que cuesta a los contribuyentes europeos la financiación de esta política común.

El Brexit por medio

En este sentido, el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, admitió la pasada semana que conocer la contribución británica, tras el ‘Brexit’ es “esencial” para la puesta en marcha la futura PAC, que comenzará a trazarse en 2018.

“La contribución británica es esencial para las políticas y programas que desarrollemos en todos los sectores, incluida la agricultura”, afirmó Hogan, quien añadió que “espero que podamos resolver rápidamente y, desde el principio del procedimiento, las cuestiones presupuestarias”.

La reforma de la futura PAC, que se aplicará a partir de 2021, coincidirá precisamente con las negociaciones del ‘Brexit’, que es previsible que arranque en el próximo mes de marzo, tras proponer por parte de Reino Unido aplicar el artículo 50 del Tratado de la UE,  y podrían prolongarse durante dos años, hasta bien entrado 2019, que es cuando se haría oficial la salida de este país del bloque comunitario.

Por eso, cuando se presente a principios de 2018, la primera propuesta legislativa de la nueva PAC, como se tiene previsto, el Reino Unido será aún un Estado miembro de la Unión Europea.

Hogan señaló que  “no soy yo quien va a imponer este calendario, pero las cuestiones presupuestarias van a jugar un papel importante para la puesta en marcha de la política”.

Para el periodo 2014-2020, el Reino Unido cuenta con un presupuesto asignado de 22.441 M€ en ayudas directas de la PAC y medidas de Desarrollo Rural, de los cuales 3.200 millones corresponderían a 2019.

La contribución del Reino Unido a esta política está condicionada por el llamado “cheque británico”, un descuento introducido en 1985 para corregir, entre otros aspectos, el hecho de que este país contribuía más de lo que percibía su sector agrario.

En el actual presupuesto comunitario, que incluye las ayudas de la PAC, el Reino Unido es el segundo contribuyente neto, solo por detrás de Alemania, con una aportación de 14.000 millones de euros en el periodo 2015-2016.

Evolución, no revolución

Por su parte, desde el COPA-Cogeca, que agrupa a las organizaciones agrarias y cooperativas de la UE, en respuesta al lanzamiento de la consulta pública de la Comisión Europea sobre la modernización y simplificación de la PAC, en la que participarán activamente, se destaca la necesidad de que ésta sea sólida, común y sostenible para abordar los actuales y futuros retos.

Su secretario general, Pekka Pesonen, declaró que esta consulta pública brindará a los agricultores europeos y las cooperativas agrarias de la UE la oportunidad de ser oídos y ayudar a dar forma a la futura PAC.”

“Creemos que la PAC, que ha dado buenos resultados hasta ahora, presenta una buena rentabilidad por el dinero invertido. Cuesta menos del 1% del gasto público total de la UE y, a cambio, garantiza el suministro sostenible de alimentos a 500 millones de consumidores. Y también asegura el crecimiento y el empleo en las zonas rurales, contribuye a la biodiversidad y genera innumerables beneficios para el medio ambiente.”

A pesar de ello, añade Pesonen, aún seguimos teniendo problemas para entender la última reforma de la PAC, que está en vigor sólo desde hace dos años. Por esto, estamos a favor de una “evolución” de la PAC, no una “revolución.”

No podemos seguir cambiándola cada dos años si queremos garantizar una agricultura económica y ambientalmente sostenible. Para nosotros, un elemento clave de la futura PAC es la simplificación de las actuales normas, ya que muchos agricultores consideran que la burocracia y los trámites administrativos son lo peor de ser agricultor.  La simplificación es particularmente importante en el caso de los requisitos de ecologización.

Ante la creciente volatilidad de los mercados, queremos hacer hincapié también en el establecimiento de medidas que ayuden a los agricultores a gestionar mejor los riesgos y desarrollar los mercados de futuros.

Asimismo es necesario impulsar aún más el desarrollo de las cooperativas, que permiten a los agricultores unir sus fuerzas y comercializar sus productos.

Otro aspecto clave es el relevo generacional, ya que debemos atraer a nuevos entrantes en el sector y hacer más fácil su instalación a través de la adopción de medidas más específicas”, afirmó el secretario general del COPA-Cogeca.

“Creemos que es importante mantener la actual estructura de la PAC, con el primer y el segundo pilar. El segundo pilar se centra en el Desarrollo Rural. Por esto, es fundamental disponer en la UE de una política de desarrollo rural fuerte para garantizar a los agricultores y sus familias una vida digna en términos de educación, guardería infantil y acceso a Internet de banda ancha.

Éste es particularmente importante si los agricultores deben utilizar las nuevas tecnologías como, por ejemplo, la agricultura de precisión, e incrementar su eficiencia produciendo más con menos.

Como es conocido, la consulta pública sobre el futuro de la PAC está abierta hasta el próximo 2 de mayo y consta de 33 preguntas para las partes interesadas. Irá seguida de una comunicación en el otoño.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015