El Tribunal de Justicia de la UE anula el Acuerdo Comercial con Marruecos por incluir el Sáhara

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) anuló este jueves 10 de diciembre el acuerdo por el que la Unión Europea y Marruecos liberalizaron su comercio de productos agrícolas y pesqueros, al opinar que la Unión no verificó si la explotación de los recursos del Sahara tenía un impacto sobre la población de ese territorio.

La sentencia del Tribunal, según recoge un despacho de la agencia EFE,  se refiere a una decisión del Consejo (países de la UE) de marzo de 2012, relativa a la conclusión de un acuerdo para la liberalización comercial recíproca entre los Veintiocho y Marruecos, en el ámbito de los productos agrícolas y pesqueros.

Los jueces europeos consideran que el Consejo (países de la UE), cuando examinó los elementos en relación con el acuerdo, “debía asegurarse el mismo de que no había indicios de una explotación de los recursos naturales del territorio del Sahara occidental bajo control marroquí que pudiera hacerse en detrimento de sus habitantes y en violación de sus derechos fundamentales”.

Se debería haber hecho así, indica la sentencia, “teniendo en cuenta el hecho de que la soberanía de Marruecos sobre el Sahara occidental no está reconocida por la UE y sus Estados miembros ni por la ONU, y la ausencia de un mandato internacional susceptible de justificar la presencia marroquí en ese territorio”.

En ese sentido, añade el fallo judicial, el Consejo “no puede limitarse a considerar que es el Reino de Marruecos el que debe asegurar que ninguna explotación de esa naturaleza tiene lugar”.

La Corte ha concluido asimismo que, dado que el Frente Polisario está “directa e individualmente concernido” por la decisión en cuestión, “no hay duda en cuanto a la admisibilidad del recurso, contrariamente a lo que hacen valer el Consejo y la Comisión”.

La organización Western Sahara Resource Watch valoró la decisión de los jueces europeos, que consideró “un hito en la historia de la ocupación del Sahara occidental”, y una “buena noticia” para la población saharaui.

“Si la UE quiere negociar con los productos del Sáhara Occidental, tiene que consultar primero a la población de ese territorio, no a Marruecos”, señaló la organización.

“Esta sentencia demuestra lo claro que es el caso del Sahara Occidental desde el punto de vista legal. Ni Marruecos ni la UE tienen el derecho de explotar los recursos”, añadió.

COAG pide la anulación

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) exige a las autoridades comunitarias la aplicación inmediata de la sentencia que anula el acuerdo de libre comercio agrícola de la UE con Marruecos al incluir de forma ilegal al Sáhara Occidental, territorios sobre los que la ONU no reconoce la soberanía del país alauita.

La sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, publicada hoy, recoge literalmente que “..la Decisión del Consejo, de 8 de marzo de 2012, relativa a la celebración del Acuerdo en forma de Canje de Notas entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos sobre medidas recíprocas de liberalización del comercio de productos agrícolas, productos agrícolas transformados, pescado y productos de la pesca, sustitución de los Protocolos nos 1, 2 y 3 y los anexos de estos Protocolos, y modificación del Acuerdo Euromediterráneo por el que se crea una Asociación entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y el Reino de Marruecos, por otra, es anulada, ya que incluye la aplicación de dicho acuerdo al Sáhara Occidental.”

COAG ya denunció en noviembre de 2010 esta situación en base a una carta, fechada en 2004, en la que el entonces Secretario de Estado de Comercio del Gobierno de la Casa Blanca, Robert Zoellick, aclaraba a un miembro de la Cámara de Representantes de EEUU que en el acuerdo de liberalización comercial entre EEUU y Marruecos no se habían incluido los territorios del Sáhara Occidental porque no está reconocida su soberanía sobre los mismos. Tal y como se detallaba en el escrito “los Estados Unidos y otros muchos países no reconocen la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental”. Esta postura fue la adoptada por otros países como Suiza y Noruega.

 Además, COAG denunció en noviembre de 2012 que el Acuerdo de libre comercio agrícola UE-Marruecos vulneraba, a su vez, la legislación europea sobre comercialización de frutas y hortalizas frescas al limitar la capacidad de los consumidores para discernir claramente si un producto etiquetado como originario de Marruecos procede de este Reino, o bien procede del Sahara Occidental.

La legislación europea de frutas y hortalizas establece que los productos destinados a ser vendidos frescos al consumidor solo podrán comercializarse si en ellos figura la indicación del país de origen. Sobre esta cuestión, hay pendiente una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE a una demanda interpuesta por el Frente Polisario.

Impacto en frutas y hortalizas

En su día, COAG rechazó los términos del acuerdo aprobado porque dañaba seriamente la economía de las zonas productoras de frutas y hortalizas. El sector de frutas y hortalizas genera en España la mitad del empleo agrario, más de un tercio de la producción final agraria y tiene un importante peso en la balanza comercial, (la campaña pasada, el valor de la exportación se elevó a los 10.500 millones de euros).

En estos tiempos de crisis y paro, problemas especialmente graves en muchas zonas de producción hortofrutícolas, la renovación del acuerdo suponía un duro mazazo a la economía y al empleo. Sólo el aumento del contingente de tomate suponía una pérdida de 350.000 jornales anuales en España.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015