El CdR demanda a la UE una respuesta amplia, coordinada e integradora ante los retos demográficos

El Pleno del Comité de las Regiones (CdR) aprobó por unanimidad el dictamen de iniciativa ‘La respuesta de la Unión Europea al reto demográfico’, presentado para su debate por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera que propuso, desde el primer momento, que el texto presentado hoy fuese integrador; algo que se ha conseguido mediante la implicación institucional durante todo el proceso de elaboración y con los trabajos de la tramitación del propio dictamen.

El dictamen de iniciativa consta de cuatro apartados. El primero de ellos analiza el alcance de los retos demográficos a los que se enfrenta la Unión Europea; el segundo, las medidas que vienen impulsando las regiones y ciudades europeas ante esos desafíos; el tercero describe la actual respuesta de la Unión Europea ante el cambio demográfico; y el cuarto plantea en qué términos debería producirse una respuesta más completa y eficaz por parte de la Unión Europea.

El presidente Herrera reiteró en la presentación del dictamen para su debate que el reto demográfico es uno de los grandes “problemas silenciosos” de la Unión Europea y que el envejecimiento de la población es su indicador más evidente.

Así, el movimiento natural de la población -la diferencia entre el número de nacimientos y el número de defunciones- carece del vigor necesario para reconducir este fenómeno y por ello es el conjunto de la Unión Europea, y no sólo los doce Estados miembros que hoy pierden población, quien se enfrenta a las consecuencias de una frágil dinámica demográfica.

Herrera expuso que la evolución de la población en el tiempo no es el único problema; también lo es su distribución en el espacio, pues se registran fenómenos de sobre-concentración en determinadas áreas urbanas y de despoblamiento en grandes zonas, sobre todo del medio rural, que tienen una gran incidencia sobre la calidad de vida de los ciudadanos europeos y sobre las propias expectativas de desarrollo de las ciudades y regiones de Europa.

El presidente de la Junta subrayó que una Europa capaz de generar crecimiento económico y empleo es el mejor entorno posible para afrontar estos retos, si bien no pueden obviarse factores estructurales que se deben afrontar, pues es enorme el impacto económico, social, presupuestario, ecológico y de todo orden que tiene la inacción y no tomar resoluciones inmediatas antes estos desafíos.

Por ello, Herrera pidió que la Unión Europea intervenga con decisión y unida, porque las medidas impulsadas a nivel nacional, regional y local, incluso las mejor diseñadas y llevadas a ejecución, son insuficientes.

Ante este contexto, describió la actual respuesta de la Unión Europea como parcial, centrada casi exclusivamente en los problemas asociados al envejecimiento; y escasamente desarrollada, pues numerosas políticas que podrían contribuir a afrontar estos retos carecen, en la práctica, de enfoques o herramientas para ello.

El presidente de la Junta, como ponente del dictamen, demandó una respuesta europea amplia, coordinada e integradora. Amplia, para abordar todos los retos demográficos -envejecimiento, escasez de jóvenes, baja natalidad…-, y también los fenómenos de pérdida de población que afectan de manera particular a determinadas regiones; coordinada en el marco de una estrategia global que posibilite y promueva la mayor eficacia de las acciones que se impulsen; e integradora para que todas las políticas que puedan contribuir a hacer frente a los retos demográficos efectivamente lo hagan.

Distintas políticas

La petición de unas políticas europeas integradoras no sólo se refieren a la Política de Cohesión o a la Política Agraria Común (PAC), sino también a todas aquellas que puedan favorecer el apoyo a los jóvenes y a las familias; el impulso de la conciliación de la vida profesional y familiar; la asistencia a las personas de edad avanzada; la atracción e integración de población inmigrante; el uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC); o el transporte y la movilidad.

Con el dictamen de iniciativa ‘La respuesta de la UE ante el reto demográfico’ se demanda –y así también lo hizo ya el Parlamento Europeo en su Resolución de 9 de septiembre del año pasado–  la elaboración y puesta en práctica de una Estrategia Europea en materia demográfica que debe ser impulsada decididamente por las instituciones de la Unión, con el respaldo del presupuesto europeo y de los diferentes fondos e instrumentos financieros.

Además, con este dictamen se solicita una definición precisa del concepto “desventajas demográficas graves y permanentes” del artículo 174 del Tratado de Funcionamiento y reclamamos mayor sensibilidad tanto por parte de la Estrategia Europa 2020 como en el marco de actuaciones previstas en el Semestre Europeo.

El proceso de elaboración de este dictamen de iniciativa fue muy participativo. Las ideas y las argumentaciones principales fueron acordadas en el seno del Foro de Comunidades Españolas con Desafíos Demográficos, que Castilla y León constituyó con Asturias, Galicia, Aragón, Extremadura, Castilla-La Mancha, Cantabria y La Rioja.

Además, la Red Europea de Regiones con Desafíos Demográficos y las direcciones generales de Empleo y Política General de la Comisión Europea también trasladaron sus orientaciones y consejos a Castilla y León, como Comunidad ponente del dictamen. Y como último trámite, previo a hoy, el debate en Comisión SEDEC del CdR, celebrado a finales de abril de este año permitió incorporar contenidos de enmiendas compatibles con el propio dictamen.

Enmiendas incorporadas

Los miembros del CdR presentaron 62 enmiendas al proyecto de dictamen, que fueron aceptadas mayoritariamente; sólo nueve enmiendas se rechazaron. Del resto, 21 enmiendas fueron aprobadas de manera directa y las otras 32 se aprobaron a través de las denominadas “enmiendas del ponente” que ha formulado la representación de la Comunidad.

A través de estas, el ponente ubica los textos propuestos en el lugar más idóneo dentro de la estructura del dictamen, o reagrupa, reformulándolas, varias enmiendas sobre un mismo asunto. De este modo, las 11 enmiendas del ponente defendidas por el presidente Herrera –todas ellas aprobadas–  permitieron incorporar el contenido de 32 enmiendas diferentes presentadas por las regiones europeas.

Los cambios introducidos en el texto, como fruto de las enmiendas aceptadas, suponen poner un mayor énfasis en la incidencia de los desafíos demográficos sobre los sistemas sanitarios, la atención a la dependencia, las infraestructuras y las políticas de vivienda.

Su incorporación también refuerzan la importancia de los entes locales y regionales en la integración de inmigrantes, destacan la importancia que puede tener el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas e introducen nuevas referencias a las zonas con elevada dispersión poblacional y a las zonas de montaña.

Además, refuerzan aspectos esenciales del dictamen, como la necesidad de un mayor peso de los criterios demográficos en el método de asignación de fondos de la Unión Europea; la importancia de garantizar el acceso a los servicios públicos en los territorios que pierden población; y la conveniencia de implicar a toda la sociedad en la respuesta a los desafíos demográficos.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015