Muy bajos rendimientos grasos en la actual campaña de aceite de oliva 2016/17

El rendimiento medio graso obtenido en la cosecha de aceituna para almazara en los dos primeros meses –octubre y noviembre- de la actual campaña oleícola 2016/17 es el más bajo de las últimas cuatro campañas, a pesar de las lluvias caídas en los meses finales de otoño, con apenas una media del 15,32% a nivel nacional, unos  1,7 puntos menos que en la campaña pasada (16,98%), según el avance de datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA).

Entre las principales CC.AA. productoras los valores de rendimiento medio graso de aceite de oliva variaron  hasta el 30 de noviembre pasado entre el 18,19% de la Comunidad Valenciana y el 13,44% en la Comunidad de Madrid, pasando por el 15,02% de Andalucía (17,35% en 2015/16); Castilla-La Mancha (15,49% de media, frente al 17,41% de la campaña anterior); Extremadura (14,45%, frente al 15,10%); Cataluña (16,45%, frente al 17,25%); Aragón (16,17%, frente al 17,74%); Murcia (17,26%, frente al 15,46%) o Navarra (15,87%, frente al 16,03%).

En las provincias andaluzas, el rendimiento medio graso de aceite de oliva en estos dos primeros meses de campaña ha sido de apenas el 14,78% en Jaén, frente al 18,53% de la campaña anterior; el 14,25% en Córdoba (16,76% en 2015/16); en 17,33% en Granada (19,42%); el 14,49% en Sevilla (16,70%) y el 16,93% en Málaga (16,56%).

En el mes de octubre el rendimiento medio graso a nivel nacional fue de apenas un 13,29%, constatado en el retraso de la maduración de las aceitunas, lo que contribuyó también a una muy baja producción de aceite de oliva, y en noviembre la media se situó en el 15,57%.

Hay que tener en cuenta que estos datos son previos a las fuertes heladas que se han sucedido en las últimas semanas en gran parte de las zonas productoras, lo que podría haber afectado también a la calidad y al rendimiento del fruto aún no cosechado, algo que habrá que valorar en estos meses.

A primeros de este mes de enero, las organizaciones agrarias jienenses (ASAJA, COAG y UPA) cifraban ya entre un 40% y un 60% los trabajos de recolección realizados ya en la primera provincia productora del mundo de aceite de oliva, constatando unos rendimientos medios grasos más bajos y menos aceituna de la que se esperaba en la anterior campaña oleícola 2015/16, lo que podría repercutir a la baja en las cifras finales de producción.

Balance a 30 de noviembre

Por lo demás, la AICA avanzó una producción hasta final de noviembre de 97.900 toneladas (9.300 t en octubre y 88.600 t en noviembre), una cifra bastante baja, la más baja de las últimas campañas, salvo la de 2012/13, que quiebra la tendencia de aumento de las últimas campañas de las cosechas cada vez más tempranas.

La campaña actual se inició con un stock de 331.000 t, una cifra superior a la de la campaña pasada, que había marcado el mínimo de las últimas 20, pero bastante inferior a la media de las seis últimas campañas, situada en 445.680 t.

En noviembre, las salidas al mercado fueron de 118.300 t, una cifra muy buena, superior a la de ese mes de la campaña anterior (99.500 t) y por encima de la del mes de octubre (106.200 t). De este volumen, se prevé que unas 79.000 t habría ido a exportación y 39.300 t al mercado interior. Más de la mitad (56,2% y 66.530 t) se comercializaron envasadas y las 51.770 t restantes a granel.

En los dos primeros meses, las salidas de aceite de oliva la mercado se estiman en 224.500 t, con unas importaciones estimadas por la AICA de 19.900 t en este periodo, frente a las 117.800 t de la campaña anterior. Unas 149.100 t se estima que podrían haber sido exportadas y 75.400 t se habrían quedado para atender la demanda interna. Un 57,5% de estas salidas fueron envasadas, con 129.180 t y el 42,5% restante y unas 95.320 t a granel.

A 30 de noviembre, por tanto, quedaban unas existencias de 224.300 t, de las cuales un 48,1% estaban  en almazaras; apenas un 1,1% y 2.500 t en los depósitos del Patrimonio Comunal Olivarero (PCO) y 114.000 t, un 50,8% en manos de los envasadores. Sorprende que este colectivo tenga mucho más aceite de oliva en su poder que las propias almazaras, a pesar de que su volumen en stock se considere incluso uno de los más bajos de las últimas cinco campañas, exceptuando la anterior.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015