Compromiso, seriedad y confianza, claves del éxito de las empresas españolas de porcino en el exterior

 

”El sector porcino español debe seguir trabajando con su actual grado de compromiso, seriedad y confianza para que en los mercados exteriores nos sigan viendo como el socio fiable en el que nos hemos convertido”, ha sostenido el director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente (MAPAMA), Valentín Almansa, en el Encuentro Empresarial Hispano-Chino celebrado ayer en Madrid.

En el acto, organizado por la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc) y la Asociación Agricultura Animal de China (CAAA) se han desgranado algunas de las cifras que demuestran el liderazgo del sector, que hoy es el cuarto productor y tercer exportador a nivel mundial.

Almansa ha expuesto que la administración española apoya los esfuerzos del sector agroalimentario a la vez que vigila que las cosas se hagan bien, aunque en este caso, “las empresas del sector porcino ya están comprometidas con hacerlo bien y tienen muy claro que el futuro pasa por salir fuera para vender”, ha destacado.

En la misma línea se ha manifestado el director de Interporc, Alberto Herranz, que ha señalado que entre las prioridades a la hora de exportar está el hecho de “adquirir confianza mutua” entre países, lo que se hace especialmente relevante si miramos a China, que es “uno de los actores principales en esta época de cambios que estamos viviendo a nivel internacional”.

Herranz ha indicado que “a medida que crece la economía china, lo hace la clase media, un segmento que demanda valor añadido en productos alimentarios, que es justo lo que aporta el porcino español”, ha añadido Herranz.

Sin embargo, el director de Interporc ha reconocido que aún queda mucho trabajo por hacer, y ha detallado los principales retos de futuro del sector en el mercado chino, como la imposición de una mayor exigencia en la calidad y seguridad alimentaria de los productos; la profundización en el conocimiento del consumidor chino y los canales de distribución; la optimización de los esfuerzos de promoción en un país tan grande y con tantos núcleos urbanos a los que abastecer; el incremento de la oferta de elaborados cárnicos; o la potenciación de la imagen país y la ‘marca España’, entre otros.

Con todo, ha recalcado, el compromiso del sector porcino español con China es indiscutible, y ha defendido la cooperación entre ambos países porque “a través de los esfuerzos conjuntos contribuiremos a una relación más estrecha y, en consecuencia, a un futuro brillante”.

Por su parte, el director de la China National Swine Industry Association, Zhang Guangan, ha disertado sobre la situación del sector en China y las tendencias de cara al futuro que, según ha puesto de manifiesto, van hacia la modernización de las industrias; la seguridad alimentaria y la globalización. “El mercado chino está abierto al mundo y esperamos que el mercado del mundo se abra a China”, ha subrayado.

El mercado chino de carne de porcino, al que España comenzó a exportar hace diez años, se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos prioritarios de las exportaciones españolas. De hecho, en el año 2016 las ventas al país asiático se duplicaron tanto en volumen -pasando de las 209.000 toneladas en 2015 a las 419.000 tn en 2016- como en valor, desde los 327 millones de euros a los 665 millones de euros.

Gracias a este incremento, China se ha convertido en el principal mercado exterior de la carne y elaborados del porcino español en volumen -desplazando a Francia-, y España se sitúa como tercer mayor exportador mundial al país asiático, tan solo por detrás de Alemania y EE.UU.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015