La sequía y el calor anómalo trastocan los cultivos de frutas y hortalizas

La sequía y las altas temperaturas impropias del invierno están trastocando los cultivos agrícolas, especialmente, los ciclos de producción y venta de las frutas y hortalizas, según han declarado a Efeagro fuentes de las organizaciones agrarias.

Floraciones excesivamente tempranas de árboles como el almendro, la falta de horas de frío para que cuaje la fruta o la acumulación excesiva de oferta de verduras en el mercado -con las caídas de precios- son algunas de las consecuencias que más inquietan al agricultor.

Los temores por la falta de agua son mayores en zonas como Almería, Murcia, Alicante, Valencia, Castilla-La Mancha y parte de Madrid, “tanto en secano como en regadío” y la preocupación se extiende a los productores de cultivos herbáceos (como cereal), según fuentes de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA).

En las últimas semanas “la situación ha empeorado” y, por ejemplo, en enero, por primera vez en muchos años no hubo “dotación” de agua para los productores que la reciben del trasvase Tajo-Segura, según la misma fuente.

Uno de los efectos es la floración excesivamente temprana de frutales como el almendro o la fruta de hueso, que hacen temer al agricultor que lleguen las heladas y los consiguientes daños, según las organizaciones agrarias.

En este invierno también faltan horas de frío para las producciones de frutales, por ejemplo, lo que también preocupa en Extremadura, el resto de Andalucía o Cataluña.

A esto se une el grado bajo de polinización de los árboles, porque no es habitual en estas fechas, lo que a la larga también puede perjudicar a almendros o cítricos.

Desde ASAJA han citado otro cultivo, el maíz, y otro punto del país, León, donde la recolección no se ha completado porque para que efectúe con más facilidad necesita unas heladas que no están cayendo.

El responsable sectorial de Frutas y Hortalizas de COAG, Andrés Góngora, ha subrayado que las campañas están “dislocadas”, especialmente en el sureste, donde se ha acelerado la recolección de hortalizas y en el mercado se “solapan” cosechas que deberían salir a la venta en momentos diferentes.

En consecuencia, los precios son “catastróficos”, según Góngora, secretario provincial de COAG-Almería, donde esta organización ha convocado, junto con ASAJA, un paro agrario precisamente por la caída de la cotización que percibe el productor.

Según COAG, al adelanto “disparado” de los cultivos se añade una mayor competencia con producciones como la del sur de Francia, porque allí también se van a adelantar cosechas por el efecto del clima.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha manifestado su “preocupación” por la sequía “grave” en el este y la falta de nieve, pues el aporte de agua del deshielo en primavera no se hará notar en los embalses.

“El calor está obligando a los agricultores a aplicar tratamientos a los cultivos más propios de marzo, con herbicidas o los destinados a evitar plagas”, según UPA.

En cuanto a la fruta, ha subrayado la caída de los precios de la fresa por exceso de oferta, mientras que en cereal, ha reseñado que la ausencia de frío provoca poca profundización radicular de la planta, con lo que los cultivos estarán más “débiles” ante sequías o episodios fuertes de viento

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015