El Magrama apuesta por contratos estables y a largo plazo en toda la cadena de valor láctea

El director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, destacó en una Jornada Técnica de reflexión entre la Interprofesional Láctea, INLAC y las tres grandes asociaciones de la distribución comercial (Asedas, ACES y ANGED)  los avances logrados desde la entrada en vigor del denominado Paquete Lácteo, en octubre de 2012, que han llevado a que en la actualidad los contratos lácteos se hayan generalizado, abogando por una ampliación del periodo de contratación de los mismos tanto entre ganaderos proveedores e industria, como también entre industria láctea y distribución comercial minorista.

Miranda explicó que la práctica totalidad de la leche producida en España se entrega a las industrias bajo contrato, cuya duración, es de más de 6 meses para el 60 % de los contratos, previéndose que, a medio plazo, la duración de la mayoría de los contratos se acerque al objetivo deseado de un año.

La Jornada se celebró en el marco de uno de los objetivos del Acuerdo lácteo, suscrito el pasado mes de septiembre por representantes de la producción, la industria y la distribución, con la finalidad de fomentar entre la distribución el conocimiento de las características del  sector, de manera que pueda adaptar su forma de abastecerse del producto, fomentando modalidades de compra a largo plazo.

En concreto, responde al compromiso adquirido en el seno del Comité Consultivo entre InLac y las organizaciones de la distribución tras la firma del Acuerdo Lácteo y ha profundizado en los modelos de contratación en el sector lácteo, los Índices de Referenciación Láctea y la aplicación del Paquete Lácteo en España.

En esta línea indicó que el Acuerdo lácteo tiene un carácter voluntario y que los compromisos se asumen y se ponen en práctica de forma individual, en la esfera de las relaciones entre cliente y proveedor.

Modalidades de compra de leche

Por lo que se refiere a las modalidades de compra de leche por parte de la distribución, señaló que el objetivo es que la distribución se abastezca de leche de la industria mediante contratos a largo plazo, de la misma forma que lo hace la industria, de manera que con ello, los ganaderos tengan la estabilidad suficiente que les permita continuar con su actividad de forma sostenible.

Así, planteó la posibilidad de que la distribución solicite a su proveedor lácteo información sobre el plazo con el que contrata la leche con los ganaderos, para que le sirva de referencia para hacer sus propios contratos con la industria. Un ejercicio de conocimiento mutuo en el ámbito de sus relaciones bilaterales, que puede constituir un acicate para que la industria aumente a su vez el plazo al que contrata la leche, apuntó el director general.

Por ello, concluyó Miranda, se recomienda a los agentes del sector a que lleguen voluntariamente a mejores acuerdos, que redunden en beneficio de la estabilidad de los ganaderos y para proteger la producción láctea española dentro de las normas de la competencia.

Relaciones comerciales

Las relaciones comerciales entre la industria láctea y la distribución, el marco regulatorio del sector y el Código de Buenas Prácticas de la Ley de la Cadena fueron los principales temas tratados hoy en la Jornada de reflexión sobre las modalidades de contratación en el sector lácteo entre productores, industria y distribución celebrada entre InLac y las asociaciones de la distribución (Aces, Anged y Asedas).

En la jornada intervinieron el director general de Producciones y Mercados Agrarios del MAGRAMA, Fernando Miranda, que explicó la evolución del sector lácteo y su marco regulatorio; Fernando de Antonio, miembro de InLac, que se detuvo en la aplicación del Paquete Lácteo en España; Jesús Llorente, de Tragsatec, que ha expuesto los Índices de Referenciación Láctea y la herramienta Compile, y Mariano Aguayo, socio director de Aguayo Asociados, que explicó el nuevo modelo de contrato homologado de leche cruda de vaca.

Tras la pausa, el director general de la Industria Alimentaria, Fernando Burgaz, explicó la Ley de la cadena y el Código de Buenas prácticas del sector y, por último, José Luis Palma Fernández, socio de Gómez-Acebo & Pombo, hizo referencia a las relaciones comerciales entre la industria y la distribución en el sector lácteo.

El Comité Consultivo entre InLac y la Distribución acordó la celebración de esta jornada después de que el Acuerdo Lácteo incluyera, entre sus obligaciones para la Distribución, la de promover de manera efectiva modalidades de compra de leche líquida que cumplan con dos requerimientos. Por un lado, que faciliten un marco estable de relaciones entre todos los agentes de la cadena a favor de la sostenibilidad del sector y, por el otro, que permitan a las industrias la planificación de la producción y del aprovisionamiento de leche por parte de los ganaderos, también a largo plazo.

La jornada se detuvo también en la explicación del Paquete Lácteo que regula las relaciones entre la producción y la industria, ya que estas deben ser consideradas en el análisis del citado marco estable de relaciones en el conjunto de la cadena.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015