Vitartis y Cajamar se alían para fomentar la innovación y modernización de las empresas agroalimentarias

La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis) y Cajamar Caja Rural han firmado un convenio para el desarrollo de nuevas iniciativas y líneas de trabajo comunes dirigidas a fomentar la innovación y modernización del sector agroalimentario. El objetivo es que las más de 90 empresas asociadas a Vitartis tengan acceso a servicios y productos financieros en condiciones ventajosas, así como a diferentes acciones formativas, encuentros empresariales y estudios especializados que impulsen su competitividad.

Tras la firma del acuerdo, el presidente de Vitartis, Felix Moracho, ha manifestado que para Vitartis supone una gran oportunidad poder contar con la Escuela de Consejeros de Cajamar para la organización conjunta de acciones formativas para sus socios.

“Además —ha añadido—, resulta de máximo interés que las empresas asociadas a Vitartis puedan contar con el apoyo a la innovación de los centros de experimentación agroalimentaria de Cajamar, en los que se abordan proyectos de investigación aplicada y desarrollo de nuevas tecnologías de producción, además de poder contar con su servicio de estudios para desarrollar conjuntamente publicaciones de interés para el sector agroalimentario de la región”.

Por su parte,  el director territorial de Cajamar, Raúl Ortega, ha destacado que la firma de este convenio sienta las bases de una colaboración que va mucho más allá de los servicios financieros, pues Cajamar y Vitartis comparten muchos de sus valores fundacionales, como son la cultura colaborativa, la firme apuesta por la formación, la investigación y la innovación del sector agroalimentario, y el compromiso por favorecer la internacionalización de las empresas. “Ambas entidades -ha precisado- compartimos nuestra apuesta por la industria agroalimentaria, favoreciendo su desarrollo y crecimiento a través de líneas especificas que respondan a sus necesidades reales, de hecho Cajamar es entidad referente en financiación al sector agroalimentario”.

A través de este convenio, Cajamar pone a disposición de las empresas asociadas líneas especiales para que puedan cubrir sus necesidades de circulante y dispongan de la financiación necesaria para emprender nuevos proyectos, tanto en el mercado nacional como internacional. Así, podrán acceder a productos y servicios para el ejercicio de su actividad diaria, adquirir nuevos activos productivos, hacer frente a  sus compromisos tributarios o aplazar el pago del Agroseguro.

El acuerdo incluye también el acceso a otros servicios especializados como la Plataforma de Ayudas Públicas y la Plataforma Internacional del Grupo Cooperativo Cajamar. A través de la primera se ofrece el acceso a más de 200 ayudas vigentes en cada momento de manera sencilla, ágil y gratuita, mientras que la segunda dispone de una línea de servicios integrales prestados por 15 empresas especializadas en servicios internacionales para apoyar a las empresas en su acceso a nuevos mercados.

Asimismo, el convenio establece acciones conjuntas como la organización de encuentros empresariales por todas las provincias de Castilla y León, donde los propios empresarios compartirán sus casos de éxito con el resto de asistentes.

Reducir la factura energética

 

Por otra parte, la implantación de la energía fotovoltaica en las industrias alimentarias puede generar un ahorro en su factura de hasta un 30%, según se ha puesto de manifiesto en un grupo operativo en el que participa Vitartis para analizar la implantación de esta energía en las empresas del sector.

El objetivo principal del grupo operativo es identificar y contribuir a la resolución de los principales obstáculos jurídicos y socioeconómicos a los que tiene que hacer frente el sector para incorporar soluciones energéticas alternativas de origen fotovoltaico. Para ello, Vitartis aportará el análisis y experiencias de sus asociados.

Cuando finalice esta primera fase de trabajo del grupo operativo, el próximo mes de noviembre, está prevista una segunda en la que se pongan en marcha medidas concretas para materializar su implantación en empresas y constatar ese ahorro, además de conseguir la modernización de las empresas a través de la inversión en tecnologías de generación solar de autoconsumo fotovoltaico y alcanzar mayores niveles de sostenibilidad medioambiental.

Esta iniciativa espera obtener sinergias entre las pymes y el sector de instalación de energía fotovoltaica, así como beneficios transversales, que contribuyan a la creación de empleo en entornos locales.

También contempla la reinversión del ahorro energético a partir de la instalación del modelo de autoconsumo fotovoltaico en otros proyectos cuyo objetivo sea la viabilidad económica, medioambiental o social de las empresas. Además, se incrementará la competitividad empresarial mediante la reducción del índice de volatilidad del precio de la energía.

Vitartis participa en este grupo operativo —financiado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama)—, que coordina la Unión Española Fotovoltaica (Unef) y del que también forman parte la Asociación Empresarial Innovadora Nutrición y Salud (AINS), la Fundación Clúster Agroalimentario de la Región de Murcia Agrofood Cooperación Empresarial, la Federación Española de Comunidades de Regantes  (Fenacore) y Novadays.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018