UPA denuncia que la Confederación del Tajo quiere cortar el riego de agricultores madrileños

La agricultura de Madrid se enfrenta en las próximas horas a una situación que podría secar y destruir cientos de hectáreas de cultivos de regadío. La Confederación Hidrográfica del Tajo ha comunicado a los agricultores de municipios como Colmenar de Oreja, Villaconejos y Aranjuez -los que componen la comarca de Las Vegas- que el próximo sábado a las 00:00 horas cerrará los canales que les permiten regar.

Un riego que es imprescindible tras semanas de sequía, según explican desde UPA, y que fue autorizado por escrito por la propia Confederación Hidrográfica del Tajo. “Nos lo autorizaron, hicimos nuestras previsiones, sembramos y ahora nos dicen que nos quitan el agua de repente. Así, sin más”, han lamentado desde UPA Madrid.

UPA Madrid está tratando de frenar esta decisión para lo que ha pedido la implicación del Gobierno regional, que hasta el momento ha dado la callada por respuesta, a pesar de que la propia Comunidad de Madrid es propietaria de numerosas hectáreas de regadío de titularidad pública que también se ven perjudicadas por esta decisión.

La necesidad de agua de los cultivos de la comarca de Las Vegas “es un tema muy delicado”, han recordado. Productos como los ajos, muy importantes en la zona, podrían perderse si se detiene el riego de forma drástica. Además, no se esperan precipitaciones en las próximas semanas que pudieran paliar esta situación.

“A los agricultores se nos pide que nos adaptemos al cambio climático”, han criticado Jesús Anchuelo, secretario general de UPA Madrid, “pero las Administraciones y los organismos no se adaptan. Simplemente nos trasladan los efectos de decisiones muy dañinas”.

“La sentencia del Tribunal Supremo no pone en cuestión ni mucho menos el actual trasvase Tajo-Segura”

Por otro lado, la reciente sentencia del Tribunal Supremo (TS) únicamente señala que los caudales ecológicos en Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina dentro del Plan Hidrológico del Tajo no están debidamente definidos y habría que rehacerlos, pero en ningún momento habla de otros aspectos ni mucho menos de suspender el actual trasvase al Segura, según señala LA UNIÓ de Llauradors tras conocer y analizar el contenido de la misma.

Las noticias que han aparecido en los últimos días son por tanto a juicio de esta organización profesional agraria fruto de “una lectura parcial y sesgada de la sentencia de parte interesada”, como es la Plataforma que impulsó el recurso desde Castilla-La Mancha y a la que se han sumado también partidos políticos de la comunidad vecina al albur de la inminente campaña electoral.

LA UNIÓ insta a mantener la prudencia y a evitar enfrentamientos inútiles, porque el trasvase está blindado por la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, y el Real Decreto 773/2014, de 12 de septiembre, por el que se aprueban diversas normas reguladoras del trasvase por el acueducto Tajo-Segura; con lo cual para que desapareciera habría que derogarlos. “Como el TS sólo habla en su fallo de unos capítulos a modificar del Plan Hidrológico del Tajo, no del trasvase, debemos mantener la calma y no hacer suposiciones”, señala LA UNIÓ.

La organización indica que los problemas hídricos en las comarcas del sur de Alicante afectan a más de 30.000 familias que viven directamente de la agricultura y a otras muchas que dependen indirectamente de la actividad agraria, como es la industria auxiliar o del transporte y que “no se puede poner en duda una infraestructura básica para la economía de la provincia.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018