UPA critica la decisión del Gobierno de proteger al lobo al Sur del Duero y desamparar a los ganaderos

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) critica la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica (Mineco) de incluir al lobo en la lista de máxima protección al considerarlo amenazado. Los ganaderos rechazan la medida, “pues el lobo está en expansión al sur del Duero”.

En concreto, la decisión del Mineco de dotar de la máxima protección a las poblaciones al sur del Duero ha caído como un «jarro de agua fría» entre los ganaderos, en especial en las zonas del Sur del Duero de Castilla y León, Guadalajara y Comunidad de Madrid que más están sufriendo el aumento de los ataques de lobo a la ganadería.

La medida, recogida por el BOE, se escuda en dar cumplimiento a la Directiva de Hábitats de la Unión Europea, que establece como “estrictamente protegidas” las poblaciones de lobo situadas al sur del Duero, en Extremadura, Andalucía, Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Enfado y desesperación

UPA reconoce la desesperación que sienten los productores, sobre todo los de ganado extensivo, de amplias zonas al sur del Duero, que llevan varios años sufriendo la “expansión descontrolada” de esta especie depredadora.

Según esta organización agraria, las estadísticas oficiales recogen un notable incremento de ataques de lobo en los últimos cinco años al sur del río Duero. “Cifras que han sido ignoradas” por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Por ello, UPA rechaza rotundamente las afirmaciones del Ministerio que dirige en funciones Teresa Ribera, que se escuda en el Plan de Seguros Agrarios –totalmente insuficiente e ineficaz en materia de ataques de lobos- y en un supuesto “catálogo de medidas preventivas”, frente a ataques de lobos.

“Decir que el Gobierno está trabajando para ayudar a los ganaderos con esas excusas es una burla”, lamentan desde UPA.

Esta organización solicita a los Ministerios para la Transición Ecológica y de Agricultura (MAPA) que reconsideren esta medida y que convoquen de forma urgente una mesa sobre la problemática que causa la fauna salvaje a la ganadería y la agricultura. “Ignorando la realidad y sin tener en cuenta todas las vertientes del problema no se resolverá nunca esta situación”, señaló UPA.

Nivel de protección legal

En un comunicado, el Ministerio para la Transición Ecológica se refería a que el Gobierno aumenta el nivel de protección legal de 27 especies de fauna y flora amenazadas en España, en una Orden ministerial publicada este martes 5 de junio en el BOE. Entre estas especies, además de aves marinas, una tortuga marina y tiburones, especies de coral, se incluye a las poblaciones del lobo ibérico al Sur del Duero en Castilla y León y Madrid en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Este departamento señalaba que, «con el fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en la Directiva de Hábitats de la Unión Europea», se incluía a esta especie, señalando que en dicha Directiva comunitaria «las poblaciones de lobo se hallan incluidas en dos anexos, con dos regímenes de protección distintos, debido a su diferente estado de conservación: las situadas al Norte del Duero en el anejo V (especies que pueden ser objeto de gestión), y las situadas al Sur del Duero (Extremadura, Andalucía, Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha), en el anejo IV (estrictamente protegidas).

Según este Ministerio, hasta la fecha solo las poblaciones del lobo al Sur del río Duero de Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha se hallaban incluidas en el Listado. Con la aprobación de la Orden ministerial «todo el rango de distribución de la especie al Sur del río Duero goza ya de protección especial.»

El último censo del lobo en España, realizado en 2014 por el Miteco) y las CC.AA. señala que había alrededor de 300 manadas de lobos, lo que supone entre 2.000 y 2.500 lobos, distribuidos fundamentalmente por el Norte del Duero, mientras que en el Sur se estimaron en 30 manadas.

En su argumentaron, este Ministerio indica que, junto con el MAPA y las CC.AA. «trabajan activamente para promover la coexistencia de las actividades humanas y la conservación del lobo y otros carnívoros.

Entre estas iniciativas estatales destaca la elaboración por parte del Miteco de un Catálogo de Medidas Preventivas destinadas a mitigar el conflicto entre el lobo y la ganadería extensiva. Por su parte, el MAPA, añade, «dispone de un Plan de Seguros Agrarios, que cubre las indennizaciones por daños causados para aquellos ganaderos que hayan suscrito las correspondientes pólizas.»

Ambas medidas resultan ineficaces y totalmente insuficientes para paliar los ataques y  los daños que los lobos infringen a la cabaña ganadera de extensivo, según UPA.

Foto: Una vaca observa a su ternero matado por un lobo en El Barraco (Ávila).

Autor: Joaquín Terán

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018