Unos 80 M€ para jóvenes y modernización de explotaciones agrarias en Castilla y León

El Consejo de Gobierno de  la Junta de Castilla y León aprobó un límite de gasto para el ejercicio 2019 de 80 M€ para subvenciones tanto a los jóvenes que se incorporen al sector agrario, como a los que lleven a cabo la modernización y mejora de sus explotaciones, en el marco del Programa regional de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020.

Fue el último Consejo de Gobierno de Milagros Marcos, portavoz autonómica y consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, que se despide de esta institución para presentarse en el primer puesto como candidata del Partido Popular al Congreso de los Diputados por la provincia de Palencia en las elecciones generales del próximo 28 de abril.

Esta nueva convocatoria de ayudas contará con importantes novedades como la simplificación, tanto a nivel de exigencia en cuanto a las condiciones para el acceso a la ayuda como documental y de tramitación.

Así, respecto a la simplificación de las condiciones de acceso a la ayuda, se estudiará la posibilidad de reducir los criterios de selección al menos al 50 % y en cuanto a la simplificación documental y de tramitación, la Consejería de Agricultura continúa trabajando en la implementación de la tramitación electrónica a lo largo de toda la vida del expediente, para reducir los costes administrativos y de gestión, mejorando los procedimientos de tramitación y control.

En el caso de la medida de incorporación de jóvenes agricultores, el importe de la ayuda estará vinculado a los puntos obtenidos en los criterios de selección, teniendo en cuenta los gastos contemplados en el plan empresarial.

El importe mínimo de ayuda es de 25.000 euros, que se incrementa en 1.500 euros por cada punto obtenido por encima del umbral mínimo establecido.

El importe máximo de la ayuda se mantiene en 70.000 euros, pudiendo alcanzar hasta los 81.000 euros con las ayudas a jóvenes del primer pilar de la PAC.

Y respecto a la medida de apoyo a inversiones en explotaciones agrarias, la cuantía de la ayuda expresada en porcentaje del importe de la inversión auxiliable se establece en el 40 % en el caso de que estén integradas en la Red Regional de Explotaciones de Castilla y León y en las que se realicen inversiones en modernización o puesta en marcha de nuevos regadíos.

Este porcentaje además se incrementa cuando se trate de jóvenes que se instalen en la actividad; pertenencia a entidad asociativa agroalimentaria prioritaria de carácter regional; zonas con limitaciones naturales; e inversiones relacionadas con agroambiente y clima y agricultura ecológica.

Además, junto al instrumento financiero puesto en marcha recientemente para proporcionar avales a los agricultores y ganaderos que acometen proyectos de inversión en sus explotaciones agrarias, se está trabajando para ampliar este instrumento de garantías a los jóvenes que deseen poner en marcha nuevas explotaciones agrarias en Castilla y León.

En el último periodo de programación del PDR se ha duplicado el número de jóvenes incorporados, alcanzado los 900 de media por año, el doble que el periodo anterior, duplicándose, además, el número de mujeres jóvenes incorporadas, de 92 a 214 de media cada año.

Industria agroalimentaria

El Consejo de Gobierno aprobó también un límite de gasto de 40 M€ en subvenciones a fondo perdido para apoyar inversiones del sector industrial agroalimentario. Así, en la convocatoria de 2019 se destinarán 35,3 millones a proyectos de inversión productiva, 3,1 millones a ayudas en materia de I+D relativas a proyectos piloto y desarrollo de nuevos productos, prácticas, procesos y tecnologías, que se realicen mediante fórmulas de cooperación entre empresas, así como un millón a ayudas a la inversión en la industria forestal.

Estos 40 M€ se suman a los más de 208 millones que la Consejería de Agricultura ha destinado al sector agroalimentario durante la presente legislatura, que han permitido crear más de 3.100 nuevos puestos de trabajo.

Tales ayudas han tenido tres destinos fundamentales: incentivar la inversión productiva y creación de empleo en todos los subsectores agroalimentarios, como cárnico, lácteo, galletas, hortícolas y vinos, entre otros. Otra parte importante se ha dirigido a la promoción del vino en mercados de terceros países y un tercer destino ha sido impulsar la investigación, desarrollo e innovación.

La Consejería de Agricultura recientemente habilitó otro apoyo al sector industrial agroalimentario, con la puesta en marcha del Instrumento Financiero de Gestión Centralizada (IFG),que permite facilitar la obtención de financiación de los proyectos, aportando la Administración autonómica una garantía del 80% en una amplia oferta de préstamos que pueden ir hasta los 20 años de amortización (con un máximo de 4 años de carencia) y un importe máximo por proyecto de 5 millones de euros.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018