Unas 442 OPFH recibieron casi 206,4 M€ de ayuda UE para sus programas operativos en la anualidad de 2016

Unas 442 Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) percibieron en la anualidad de 2016, la última abonada, un total de 206,38 millones de euros de ayuda del FEAGA comunitario para financiar las medidas de sus programas operativos puestos en marcha, con una medid de 466.933 euros por OP, según los datos recabados por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Como en ejercicios anteriores, tres Comunidades Autónomas gestionaron casi el 75% del total de estas ayudas. Andalucía, con un 31,8% y 65,65 M€ para 76 OPFH (17,2%) a una media de 863.767 euros por OP, un 185% de la media estatal; Región de Murcia, con unos 55,73 M€  (27%) para 88 OPFH (19,9%), a razón de 633.343 euros por OP, un 135,6% por encima de la media estatal, y la Comunidad  Valenciana, con algo más de 33,75 M€ (16,1%) para 103 OPFH, con una media de 323.059 € por OP, un 69,2% respecto a la media estatal..

Cataluña concentra también un 12,2% de las OPFH, con 54 entidades asociativas, aunque solo percibió un 7% de la ayuda FEAGA total, con 14,43 M€ para sus programas operativos, a una media de 267.274 euros, un 57,2% de la media estatal.

Según el FEGA (www.fega.es), hay OPFH con ayudas media muy elevadas, como Andalucía, La Rioja (741.687 euros de media por OP para 4 OPFH y casi 2,97 M€); Navarra (671.308 euros por OP para 10 OPFH y una ayuda total de 6,71 M€) y Murcia y, por el contrario, otras CC.AA., en los que estos pagos por OP son de una cuantía muy inferior a la media, caso de Asturias (43.582 euros para una sola OPFH, solo un 9,3% de la media estatal) y Galicia (63.710 € para 1 OPFH, un 13,6% de la media estatal).

Las medidas de los programas operativos de las OPFH con financiación comunitaria mayor son la “Planificación de la producción”, con 11 actuaciones y ayuda de 70,61 M€, un 38,6% del total, seguida de la de “Mejora de la comercialización“, con 11 actuaciones también y 56,025 M€ (27,1%) de ayuda y de la de “Mantenimiento y mejora de la calidad “, con prácticamente 28,4 M€ (13,8%).

En cambio, las medidas “Investigación y promoción experimental” apenas representa el 0,2% de la ayuda total, con 469.991 euros y la de “Formación y servicios de asesoría”, un 0,5% y 934.109 euros.

Entre medias están la medida de “Medioambiente”, con un 10,2% y 20,98 M€; la de “Prevención y gestión de crisis” que reportó en la anualidad de 2016 una financiación del 6,4% de los fondos operativos, con 13,3 M€ y “Otras medidas”, con un 3,2% del total y 6,6 M€.

Gestión de crisis

A su vez, la medida de “Prevención y gestión de crisis”, incluidas en los programas operativos de las OPFH incluye diversos tipos de operaciones, en las que las más utilizadas son las retiradas, la recolección en verde y la no recolección, que suponen la detracción de oferta del mercado para que los precios en origen no se hundan o estén por debajo de los costes de producción.

En concreto, la ayuda a las retiradas de mercado en la anualidad de 2016 ascendió a poco más de 10,87 millones de euros, lo que equivale a solo el 5,3% de la ayuda comunitaria total para los programas operativos de las OP de frutas y hortalizas.

Supuso una retirada  de un total de 43.190 toneladas de frutas y hortalizas del mercado, principalmente de clementinas (7.121 t, un 16,5% del total), paraguaya, platerina y melocotón plano (4.512 t, un 10,4% del total), brócoli (3.870 t, un 9%), sandías (3.752 t, un 8,7%) caqui (3.706 t, un 8,6%), nectarinas (2.649 t, un 6,1%), ciruela (2.248 t, un 5,2%), melones (2.241 t, un 5,2%), naranjas (1.659 t, un 3,8%), melocotones (1.325 t, un 3,1%), etcétera.

De estas retiradas de mercado, un 28% y 12.177 t de frutas y hortalizas fueron a su distribución gratuita en fresco, destacando naranjas (1.464 t), calabacín (818 t) uvas (805 t), sandías (776 t); berenjenas (726 t); zanahorias (708 t);  clementinas (692 t), paraguaya y similares (679 t), etcétera.

Con destino a la distribución gratuita para transformación fueron otras 5.944 t, un 14% del total retirado, destacando 3.647 t de paraguaya, platerina y melocotón plano; otras 1.594 t de nectarinas y 703 t de melocotones.

A alimentación animal fueron a parar 22.178 t, más de la mitad del total retirado (51%) del total, destacando las 6.429 t de clementinas; las 3.437 t de caqui; las 3.803 t de brócoli; las 2.976 t de sandías, etcétera.

A compostaje fueron a parar otras 2.694 t, un 6% del total, con 1.345 t de ciruelas; 541 t de melones; 346 t de nectarinas, 246 t de melocotones, etc., quedando 198 t de melones que fueron a otros destinos.

Se hicieron retiradas sobre 37 frutas y hortalizas, en todos salvo en productos que están incluidos también en la normativa como los espárragos, fresas, champiñón, acelga, espinacas, frambuesas, haba verde, higo fresco,  kiwi y nabos. La patata, por ejemplo, no está incluida.

Por su parte, la no recolección o recolección en verde afectó a unas 925,1 hectáreas de frutas y hortalizas, percibiendo una ayuda, como se ha comentado de cerca de 2,3 M€. Más de la mitad de las operaciones se realizaron en lechuga, con 560 ha y 1,59 millones de euros de ayuda, seguido de lejos por repollo, col (91,9 ha y 25.200 euros de ayuda), espinaca (70,8 ha y 181.171 euros), escarola (43,2 ha y 104.438 euros), brócoli (35 ha  y 50.509 euros), apio (31 ha y 56.133 euros de ayuda), zanahoria (30,1 ha y 113.048 €), etcétera.

Por último, la evolución de los pagos ha sido creciente en los últimos años. En 2010, sepercibieron 173,57 M€ y en 2016, casi 206,4 millones, con un aumento acumulado en esos siete años de un 18,9% y de 32,81 millones de euros.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018