Última hora sobre los efectos en el agro de la gota fría en Andalucía, Castilla-La Mancha y C.Valenciana

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, subrayó que el plan de restauración agrícola,  ganadera y medioambiental aprobado destinará 48 millones de euros a paliar el impacto de la gota fría en el sector agrario.

De este importe total, unos 20 millones irán a actuaciones en caminos rurales y para ayudas a explotaciones agrarias afectadas, mientras que los 28 millones restantes se destinarán a obras de infraestructuras hidráulicas y a la adecuación y mejora de cauces.

El paquete financiero aprobado total para hacer frente a los daños causados por la gota fría por el Gobierno andaluz asciende a 75 millones de euros,  de los cuales ese 64% y 48 millones corresponden a la Consejería de Agricultura.

Desde este departamento se ha pedido colaboración a las organizaciones agrarias para agilizar la tramitación de las ayudas para que éstas lleguen cuanto antes al sector agrario.

La Consejería está elaborando un  informe exhaustivo al respecto para que el Gobierno central actúe también con diligencia para apoyar a los agricultores y ganaderos y, en este sentido, Carmen Crespo reclama una línea de ayudas a la producción agraria damnificada y una rebaja de módulos del IRPF para los afectados.

Castilla-La Mancha

El Gobierno regional de Castilla-La Mancha solicitará al Ministerio de Hacienda la reducción de los módulos del IRPF para los agricultores afectados por la gota fría en esta  Comunidad,  así como al Gobierno que declare la situación de Zona Catastrófica para la zona afectada.

Lo afirmó así Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, tras un encuentro mantenido con alcaldes,  concejales,  cooperativistas y agricultores de Fuenteálamo, Ontur, Alpera, Montealegre, Higueruela y Albatana, en la comarca afectadas de la Denominación de Origen  Jumilla, donde se comprobó en las parcelas la afectación de las viñas y la uva aún no recogida en esta campaña, sobre todo en las de espaldera arrasadas por el temporal y que se estiman en unas 600 hectáreas.

Martínez Arroyo recomendó a los agricultores que den parte al seguro de las fincas afectadas para que puedan cobrar cuanto antes las indemnizaciones, recordando que hay una posibilidad de contar con capital circulante a través de un convenio suscrito por el Gobierno regional con todas las entidades financieras de la región para poder disponer de préstamos de hasta 40.000 euros por beneficiario en cualquier momento del año en las mejores condiciones del mercado, con el fin de hacer frente a las pérdidas causadas por el temporal

Comunidad Valenciana

El presidente de la Generalitat Valenciana,  Ximo Puig, aseguró que las pérdidas ocasionadas por la gota fría en esta Comunidad no serán inferiores a los 1.500 millones de euros, según las primeras estimaciones y con carácter general.

Puig anunció que aprobará dos decretos de ayuda. Uno de «choque, que oscilarán entre los 3.000 y los  5.000 euros por beneficiario y que está dirigido a las personas para que puedan cubrir la necesidad perentoria de reponer los enseres perdidos. Un segundo, contemplará ayudas de emergencia a los Ayuntamientos afectados para que avancen en la reparación de las infraestructuras básicas de sus municipios dañadas por el temporal.

El presidente valenciano resaltó también la necesidad de contar con recursos importantes del Estado y de la Unión Europea y espera continuar desarrollando y complementando estas ayudas.  Los daños, recordó Puig, no solo afectan a los cultivos, con  un lucro cesante importante para las próximas cosechas, sino que también se extienden a infraestructuras agrarias y de regadío, que han costado muchos años y esfuerzo en su modernización, y que ahora han quedado destruidas, siendo también importantes los desperfectos en viviendas, carreteras y servicios básicos, así como la maquinaria de empresas ubicadas en polígonos industriales.

Por su parte, ASAJA-Alicante estimó que las pérdidas de la reciente gota fría en el sector agroalimentario de la provincia se elevan a unos 550 millones de euros, con 56.060 hectáreas de cultivo, principalmente en la comarca de la Vega Baja (75% de la superficie devastada), en las que se perderá el 100% de la producción, provocando daños directos en cosecha de 304,9 millones,  mientras que el impacto en las exportaciones alcanzará los 245,28 millones de euros, que representa el 30% del valor total de las ventas en el exterior, estimado en 817,6 M€ de media entre 2015 y 2018. A estas cifras,  hay que sumar los daños ocasionados en las infraestructuras agrarias.

Esta organización agraria, además de solicitar al Gobierno que declare la Zona Catastrófica, pide que se inyecte liquidez de manera inmediata (antes de fin de año) a los agricultores por valor de 500 millones de euros, porque de lo contrario muchos se verán obligados a abandonar sus explotaciones.

Por cultivos, lo peor de la gota fría se lo ha llevado en esta provincia las hortalizas al aire libre, donde se contabilizan pérdidas valoradas en 138,8 millones de euros y donde el aseguramiento es muy bajo, de apenas un 7%, seguida de los cítricos, con 78,14 millones.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018